Unión por la Ganadería no descarta tomar medidas de presión si no se mejora la nueva guía del Ministerio de Agricultura del Programa Nacional de la Erradicación de la Tuberculosis Bovina donde se incluye la doble vuelta en las ganaderías que tengan una prevalencia por encima del 3%.

El pasado lunes 22 de enero Unión por la Ganadería se reunió para evaluar la publicación de la nueva guía del Ministerio en la que propone doble vuelta en las ganaderías de las unidades veterinarias que tengan una prevalencia por encima del 3%. El colectivo, además también evaluó las dudas por la falta de publicación de la orden que regula determinados aspectos del programa sanitario por parte de la Junta de Castilla y León.

Unión por la Ganadería también quiso abordar y examinar los distintos problemas que están aconteciendo al saneamiento ganadero y a la evolución de la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica.

“NO SE VA A PODER ERRADICAR UNA ENFERMEDAD CUANDO SOLAMENTE SE SANEAN ANIMALES DOMÉSTICOS COMO BOVINOS Y CAPRINOS DEJANDO ABSUELTOS A LA FAUNA SALVAJE”

Desde la plataforma se acordaron distintas medidas, entre ellas el desarrollo de reuniones informativas por las diferentes comarcas, además de solicitar reuniones de manera urgente con la Consejería de Agricultura como con el Ministerio (siendo el responsable de la publicación de la guía de las duras medidas en el Programa Nacional de la Erradicación de la Tuberculosis Bovina) como también si no se llega a un acuerdo de mejorar estas medidas , desarrollar una serie de protestas en las próximas semanas.

Unión por la Ganadería manifiesta y explica que los ganaderos son los principales interesados que las condiciones para su cabaña ganadera mejoren, pero, recalcan que “no entendemos la excesiva presión que se aplica a explotaciones que tienen una calificación sanitaria correcta y realizando las propias pruebas que lleva exigiendo la administración estos 30 años”.

Además, los miembros insisten en que les parece un error y derroche de dinero público “insistir en unas pruebas y una presión mayor cuando está demostrado que no se va a poder erradicar una enfermedad cuando se actúa contra uno de los reservorios de la propia enfermedad” recordando que solamente se sanean animales domésticos como bovinos y caprinos dejando absueltos a la fauna salvaje.