LA UNIÓ Llauradora ha expresado su profunda preocupación ante la negativa del Gobierno de la Generalitat del PP-Vox a aprobar las enmiendas propuestas por la organización agraria a los presupuestos agrarios de 2024. La propuesta, que buscaba asignar casi 10 millones a políticas directas de apoyo a agricultores y ganaderos, ha sido rechazada, dejando desprotegidos a miles de productores en la Comunitat Valenciana.

Carles Peris, secretario general de LA UNIÓ, indica que “el nuevo Gobierno autonómico deja así en la estacada a las primeras de cambio a miles de productores de la Comunitat Valenciana y luego se jactan de ser los defensores del campo valenciano, e incluso Vox dice ser la voz de los agricultores y ganaderos. Todo se queda en pura palabrería que no se traduce en hechos”.

La organización proponía una serie de modificaciones en los presupuestos de la Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca para destinar 9,9 millones de euros a medidas socioeconómicas que iban a beneficiar a las personas agricultoras y ganaderas de la Comunitat Valenciana en un momento donde la situación productiva no es la más boyante por los efectos de la sequía que afecta a la rentabilidad de las explotaciones agrarias, a lo que se unen las consecuencias por el conflicto bélico en Ucrania que afecta a su competitividad, junto a la subida de los costes de producción.

Con el rechazo a las enmiendas presentadas por LA UNIÓ numerosos productores se van a quedar sin ayudas. Cabe destacar a los productores de viñedo y olivar que tienen cosechas reducidas y problemas de comercialización. A pesar de ello, las medidas del Gobierno de España no han proporcionado apoyo a estos productores, y se formulaba desde la organización una ayuda autonómica excepcional directa para compensar las consecuencias económicas negativas.

Sobre la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE), el conseller José Luis Aguirre viene reclamando cosas no factibles en este momento de urgencia como una vacuna que no existe y que depende de la industria farmacéutica, mientras otras comunidades autónomas donde gestiona Vox la cartera de Agricultura sí han concedido ayudas para sus productores. “Eso en mi pueblo se llama escurrir el bulto pidiendo cosas inviables para eludir la responsabilidad de compensar a los ganaderos”, señala Peris.

Los cítricos valencianos, tan fotografiados durante los últimos meses en manos de responsables políticos, se quedan sin el millón de euros para la campaña de promoción de la “Naranja de Valencia” en un momento donde el consumo está en descenso y se hace imprescindible el apoyo público a los productores de cítricos. «La pérdida de esta campaña es incomprensible y traerá consecuencias negativas en un futuro por el despecho a la distribución que había apostado por esta campaña» asegura.

Por otra parte, creen que un sector como el de frutos secos, que necesitaba un impulso inicial para realizar una reestructuración y adaptarse a las demandas de los consumidores, se queda sin ese apoyo necesario para no perder competitividad ante las producciones provenientes de países terceros.

La única de las enmiendas presentadas por LA UNIÓ que ha resultado aprobada se refiere a extender las ayudas a los productores de cereza a toda la Comunitat Valenciana y no únicamente a la provincia de Alicante. Sin embargo, se aprueba con el mismo presupuesto existente de 1,5 millones de euros para todos los productores de la Comunitat Valenciana, lo que supone menos importe por agricultor.