La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (CLYGAL) ha acusado al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, de ‘mentir’ cuando asegura que no puede habilitar fondos propios de la Comunidad autónoma para financiar una destilación de crisis para resolver el problema de los stocks de vino que hay en las bodegas, y le insta a que mire a otras autonomías como La Rioja, para que aprenda.

La CLYGAL añade que si otras comunidades autónomas pueden financiar con fondos propios esta destilación de crisis y en Extremadura no se hace es sencillamente por pura incompetencia del Gobierno regional, o por un desmedido desprecio hacia los bodegueros y productores.

PIDEN A VARA QUE SI NO ES CAPAZ DE GESTIONAR ESTAS AYUDAS ANTE EL MINISTERIO O LA CE «QUE SE MARCHE YA»

Los agricultores de Tierra de Barros recomiendan al presidente extremeño que mire a su homólogo de La Rioja -que está gestionando una partida de 15M€ de fondos propios para destinarlos a una destilación de crisis y abonar más de 1€ por litro de los stocks de vino excedentarios que hay en las bodegas riojanas- que tome nota y que aprenda, si no sabe cómo hacerlo.

La Comunidad de Labradores subraya que, si Fernández Vara no tiene capacidad de gestión ni ante el Ministerio de Agricultura ni ante la Comisión Europea, para que permitan la financiación de una destilación de crisis con fondos propios y la amplíen con aportaciones de esas administraciones estatal y comunitaria, «que se marche ya».

La CLYGAL concluye reiterando su advertencia de que, si por parte del Gobierno extremeño no se actúa con celeridad cuando nos encontramos a tres meses de la próxima vendimia, productores y bodegueros están condenados a la ruina.

Cabe recordar que el Gobierno de La Rioja ya ha trasladado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que la Comunidad Autónoma de La Rioja ha formalizado la petición de destilación de crisis, como ha solicitado el sector vitivinícola, para poder acogerse así a fondos de la Unión Europea para financiar esta medida.