ASAJA Cádiz ha advertido que la “última traición” del ministro de Agricultura Luis Planas al campo andaluz es “la puñalada trapera” que quiere asestar a los remolacheros andaluce, al aunciar «sin previo aviso e incumpliendo lo acordado», que en las ayudas asociadas a la remolacha se vuvle a premiar a la zona norte en detrimento de la sur, cuando inicialmente «se suprimía esa injusta diferenciación siembra otoñal/siembra primaveral”. Asimismo, lamenta que, paralelamente, «ha traicionado a los remolacheros del norte y del sur al quitar el requisito de negociar el precio dentro de una Acuerdo Marco Interprofesional (AMI).

Además, “lo hace a pocos días que se cierren las negociaciones en la Conferencia Sectorial del mes de octubre, sin haber informado previamente de ello a las organizaciones agrarias y posiblemente ni a las comunidades autónomas”.

Desde la asociación agraria abundan que “parece que al Ministro aún debe de saberle a poco todo lo que está perjudicando al campo andaluz y gaditano, y en definitiva a la agricultura productiva”.

Según ASAJA Cádiz, “nuestro ministro tenía una oportunidad única para quitar la diferenciación que injustamente han sufrido los agricultores andaluces en estos últimos años”, según la cual “la ayuda asociada a la remolacha es, sin criterio ni justificación alguna, casi el doble en el norte (Castilla y León, con la remolacha de siembra primaveral) que en el sur (Andalucía, con la siembra otoñal)”. La entidad abunda además que esa diferencia se hace más injusta “cuando los requisitos para acceder a esta ayuda son los mismos en una zona y otra”.

“SIN PREVIO AVISO E INCUMPLIENDO LO ACORDADO, EL MINISTERIO VUELVE A ESA INJUSTA DIFERENCIACIÓN QUE CASTIGA A LA REMOLACHA ANDALUZA”

Hasta el día de hoy, en todos los documentos de trabajo de reuniones que el Ministerio ha mantenido con las comunidades autónomas, la última el pasado 20 de septiembre, se recogía una diferenciación en la ayuda asociada a la remolacha basada en el sistema de cultivo, secano o regadío, “y se suprimía esa injusta diferenciación siembra otoñal/siembra primaveral”.

Para ASAJA Cádiz, “la gran sorpresa la hemos tenido hoy, cuando sin previo aviso e incumpliendo lo acordado le han dado la vuelta a todo y en el documento que han colgado en la web del Ministerio de Agricultura vuelven a esa injusta diferenciación que castiga a la remolacha andaluza, sector ya de por si bastante castigado por el poco apoyo de la industria”

Sin embargo “el despropósito no termina aquí, hay más”. También, “seguro que bajo presiones, traicionan al conjunto de todos los remolacheros, sean del norte o del sur, al hacer cesiones a la industria azucarera en perjuicio de los remolacheros”, desgrana ASAJA Cádiz.

La organización agraria gaditana se refiere a que en los documentos de trabajo que hasta hoy había, se recogía como requisito para acceder a la ayuda asociada tener suscrito un contrato de suministro con la industria azucarera para la entrega de la remolacha producida, al amparo de un Acuerdo Marco Interprofesional (AMI). Algo que la industria se viene negando desde que finalizara el actual AMI, ya que para ellos es mejor negociar con los agricultores de forma individual a hacerlo con las Organizaciones Agrarias. “El Ministerio ha quitado por su cuenta y riesgo este requisito del AMI, “lo que refleja que es partícipe en dejar a los pies de los caballos a los remolacheros mientras le da todavía más fuerza a la industria”.

Para ASAJA-Cádiz es indudable que “se quieren cargar la interlocución y la representatividad que en el sector de la remolacha hemos tenido hasta ahora las OPAs”

Por último, advierte la asociación que “esta reforma de la PAC no puede estar más viciada, ser más partidista, ni perjudicar más a la agricultura y ganadería productiva. Una autentica canallada de principio a fin”.