La Asociación de Perxudicados pola Fauna Salvaxe en Galicia (Aperfasa) ha acusado a la consejera de Agricultura de la Xunta de Galicia de ser la gran responsable de los daños y del desastre que está provocando el lobo ibérico en la región.

Según señala la organización en una nota de prensa, «en el último mes asistimos a ataques del lobo en las aldeas, llegando a matar un perro en la puerta de una casa. Por suerte, en este caso, dos niños estaban jugando en el interior ¿Qué hubiese pasado si estuvieran fuera?».

En este sentido, recalcan que el lobo sigue aumentando sus ataques y consiguientes pérdidas para la gente del rural y de los ganaderos en particular sin que la Consellería haga nada para solucionarlo.

«Desde la Consellería sólo hablan de la inclusión del cánido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) para así desviar la atención de su responsabilidad. Mientras no se fije una estrategia nacional de gestión, seguirán en vigor las órdenes autonómicas, por lo que la Conselleria de Medio Ambiente, Territorio y Vivenda «está creando una cortina de humo con el Lespre».

Para la asociación gallega, el plan autonómico de gestión «no es efectivo ya que desde el año 2013 no se ha abatido ningún lobo. Aun así lo único que se autorizó han sido batidas en las que no se ha capturado ningún ejemplar. Ante estos resultados la Consellería no ha buscado ninguna otra alternativa como puede ser esperas con alimentación o la utilización de jaulas de captura masiva ¿por qué?»

Ante lo que consideran «toda esa ineficacia en la gestión», para Aperfasa Galicia la única responsable del desastre provocado por el lobo es Ánxeles Vázquez, Conselleíra de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda da Xunta de Galicia. Por eso, piden responsabilidades.