La cooperativa ACOR celebrará las elecciones al Consejo Rector el próximo julio, en un día aún por concretar, después de que la asamblea de delegado aprobara este martes las cuentas del ejercicio 2019-2020 con un beneficio de 4,38 millones de euros.

Según ha anunciado el presidente de la Cooperativa, Justino Medrano, la intención del Consejo Rector es convocar las elecciones para julio, en el caso de que la situación sanitaria derivada del coronavirus lo permita, por lo que aún no se ha fijado una fecha concreta.

En esta elecciones, además del nuevo Consejo Rector, incluido el cargo de presidente, se designarán también a los miembros de los órganos sociales, como el Comité de Recursos, y a los interventores de cuentas.

Las elecciones se llevarán a cabo sin que el actual presidente de la Cooperativa y el Consejo Rector agotaran su mandato de cuatro años, y después de las dimisiones de cinco integrantes de los órganos sociales, entre ellos uno de los interventores de cuentas.

El objetivo de la convocatoria, de acuerdo con lo manifestado en rueda de prensa por el presidente, quien dejó entrever que no se presentará, es devolver la normalidad al funcionamiento de los órganos rectores ante la división interna puesta de manifiesto con las dimisiones.

La asamblea de delegados ha aprobado un beneficio de 4,38 millones de euros en el ejercicio 2019-2020, después de que en los dos anteriores hubo pérdidas, 3,5 millones en la 2017-18 y 13,9 millones en la 2018-2019, que según Medrano obligaron a la cooperativa a rebajar los salarios de los directivos, lo que originó varias demandas que se zanjaron con indemnizaciones.

EN EL EJERCICIO 2019-2020 SE OBTUVIERON 196.939 TONELADAS DE AZÚCAR, UN 52% DE CRECIMIENTO, EN UNA CAMPAÑA RÉCORD, CON 14.099 TONELADAS CONTRATADAS

A pesar de ello, la cooperativa ha entrado este ejercicio en beneficios, con esos 4,38 millones, gracias al incremento de la producción, la mejora en el precio del azúcar y la venta de algunos activos, como el parque solar, y a pesar de la incidencia de la crisis derivada de la covid-19.

La cifra de negocio ha ascendido a 126,2 millones de euros, un 21% más que la campaña anterior, aunque si se tiene en cuenta a las empresas participadas, la facturación global ha sido de casi 286 millones de euros.

En el ejercicio 2019-2020 se obtuvieron 196.939 toneladas de azúcar, un 52% de crecimiento, lo que se puede considerar como campaña récord, con 14.099 toneladas contratadas, 3.706 más que el ejercicio anterior.

Una tendencia positiva que, de acuerdo con los informes que ha planteado Justino Medrano en la asamblea, se confirmará en el ejercicio 2020-2021, en la que ha habido una molturación por encima de las 10.000 toneladas al día y un rendimiento de 109 toneladas por hectárea.

Pero, según las cuentas aprobadas por la asamblea, estos resultados se han visto limitados por las restricciones derivadas de la pandemia, con una disminución en las ventas y el consumo de azúcar, lo que redujo el beneficio entre 1,4 y 2 millones de euros.

También se ha reconocido la penalización del concurso de acreedores de Arento, una de las empresas participadas que adeuda a Acor 2,7 millones, y por la planta de aceites, con unos gastos de amortización de 2,8 millones.

A la asamblea han asistido 64 delegados, en representación de los casi 4.500 socios de Acor, un 70% de los cuales ha votado a favor de las cuentas y el 30% se ha abstenido.