Durante los últimos días se ha detectado la presencia de pulgón en el cultivo de la colza, por lo que desde el Servicio Agronómico de ACOR se ha recomendado a los socios de la Cooperativa adoptar las medidas de control autorizadas para cortar su desarrollo.

Las poblaciones de pulgón tienen un crecimiento exponencial y pueden desarrollar muchas generaciones, lo que puede producir mermas en los rendimientos de hasta un 40% “en función de la cantidad de pulgones que llegan al cultivo, su desarrollo y el número de generaciones que se completan”, explican desde el Servicio Agronómico.

En la presente campaña, las colzas llevan un adelanto de 1 a 2 semanas respecto a un año medio. Los regadíos, en general, avanzan a buen ritmo con un desarrollo adecuado. Los secanos varían, desde los que no recibieron las lluvias suficientes al principio del otoño hasta lo que se implantaron con normalidad gracias a precipitaciones iniciales más generosas.

Las precipitaciones se necesitan para continuar con los buenos desarrollos. Si son lluvias frecuentes, detallan los técnicos de ACOR, benefician especialmente a este cultivo porque, además de la mayor disponibilidad del agua en el suelo, suponen una mayor y más uniforme humedad relativa en el entorno de las plantas, lo que reduce la demanda evaporativa. La colza aprovecha muy bien esta circunstancia tanto en secano como en regadío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here