Grupo Interóleo tiene muy claro que una adecuada gestión de las disponibilidades de aceite de oliva será fundamental para cubrir las necesidades de los mercados nacional e internacional en los próximos 15 meses y facilitará el incremento de los precios.

El análisis que hacen de los últimos datos ofrecidos por la AICA en cuanto a las salidas de aceite en el mes de julio, más las previsiones de próxima cosecha, permite albergar cierta confianza en un aumento de  las cotizaciones, motivado por la propia vecería del cultivo después de una campaña récord, así como por las escasas lluvias registradas hasta el momento. Eso sí, el sector productor debe saber hacer una adecuada gestión del enlace de campaña, que puede ser de unas 730.000 toneladas.

Las 139.000 toneladas vendidas en julio, incluyendo importaciones, es el mejor dato de salidas de la campaña. Por lo tanto, a 1 de agosto el stock disponible en nuestro país es de unas 986.000 toneladas, lo que nos hace prever que tendremos un enlace final que rondará las 730.000 toneladas. Cantidad que se sumará a la producción de la próxima campaña, que en una primera estimación preliminar realizada por Cooperativas Agro-alimentarias cifra en el entorno del millón de toneladas.

Analizando estos datos, desed Interoleo ven que las primeras previsiones estiman una próxima producción por debajo de la media nacional (1,3 millones de toneladas en los últimos 10 años) y muy alejada de la pasada campaña. Una estimación que se fundamenta en la propia vecería del cultivo, como ocurrió en las cosechas 12/13 y 14/15, que fueron un 50 por ciento inferiores a las precedentes, muy importantes en volumen como ocurre en esta ocasión; así como a la situación de sequía que está atravesando el olivar, con escasas lluvias de entre un 40 y un 50 por ciento por debajo del año pasado y que ya ha provocado unas importantes necesidades hídricas en el cultivo.

Otro hecho que el sector debe tener muy en cuenta es que la evolución del mercado, y por lo tanto de los precios, está marcada fundamentalmente por el nivel de disponibilidades en cada momento, y sobre todo por el enlace y la campaña que se produce en España. Si analizamos este dato, la media de las ultimas 10 campañas ha sido de 1.725.891 tonelaas (386.640 de enlace medio y 1.339.251 de producción media) por lo que para la próxima campaña estaríamos ante unas disponibilidades de aceite de oliva en el mercado español en niveles medios o incluso algo más bajos.

Además, el precio medio, según el sistema PoolRed, de las últimas 9 campañas ha sido de 2,53 €/kg, mientras que en la 18/19 está siendo de 2,36 €/kg. Sin duda alguna, estos datos demuestran la posibilidad de una recuperación de precios, por lo que Interoleo entiende “que es un error dejarse llevar solo por el volumen de enlace y no analizar las disponibilidades futuras, que serán las que realmente marquen las cotizaciones”.

Además, hay que recordar dos momentos recientes en los que la situación fue similar a la que puede darse en la campaña 19/20. Nos referimos a los años 12/13 y 14/15, que arrancaron con grandes enlaces, pero con producciones cortas en España e importantes producciones en Italia, Grecia y Túnez. Pues bien, en ambas campañas el precio medio se revalorizó un 41,5% y un 46,2%, respectivamente. Y siendo buenas las previsiones de cosecha en estos tres países, también es interesante recordar que, según datos COI, en la mejor campaña, la 17/18, cuando produjeron 1.054.900 toneladas, España tuvo un precio medio de 3,02 €/kg.

Por último, desde Grupo Interóleo valora el trabajo que está realizando Cooperativas Agro-alimentarias con el Ministerio de Agricultura y la Comisión Europea para activar un mecanismo de autorregulación del mercado que permita dar estabilidad a los precios tan necesaria tanto para los productores como para los consumidores y para una adecuada gestión de los recursos.

(Fotos: Interoleo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here