El mercado de los cereales se ha convertido en una montaña rusa que ha extendido una sombra de incertidumbre sobre el sector primario, un velo que toca tanto a las empresas comercializadoras de maíz, trigo, cebada o soja como a las fábricas de pienso o los propios ganaderos, que llevan tiempo advirtiendo que los costes se están disparando por el incremento de las cotizaciones de los piensos y que ya amenazan con menguar la rentabilidad ganadera en todos sus sectores. Por eso, desde la Asociación de Comercio de Cereales y Oleoginosas (Accoe) ya advierten de que hay que tener prudencia a la hora de abastecerse ante la volatilidad de los precios.

La situación del sector ganadero, ya muy afectada por la crisis del covid y el cierre del canal Horeca, empieza a ser más que preocupantes, ya que no hay que olvidar que en el caso de muchass granjas donde domina la producción intensiva la alimentación supone algo más de la factura de costes, un porcentaje que sube o baja en función de la superficie de tierra disponible para el cultivo de sus propios forrajes o cereales. Esa incertidumbre es consecuencia de la «extrema volatilidad del mercado durante los últimos dos meses», como explica el presidente de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleoginosas (Accoe), Marcos Martínez. Y a los datos se remite, en una entrevista concedida a María Cedrón en lavozdegalicia.es.

Toda esta inestabilidad, según el responsable de Accoe, está marcando el inicio de un mes fundamental cerealísticamente hablando en el hemisferio norte, donde el stock de la cosecha anterior empieza a estar bastante ajustado, lo que provoca que los precios se distorsionen. De hecho esta semana se daba la voz de alarma porque los precios de los cereales siguen cayendo en España, a contracorriente de unos mercados internacionales con fuertes subidas y cifras de récord en los últimos ocho años. De ahí que, ante la volatilidad de los precios, desde Accoe se invite a la prudencia tanto a las empresas de fabricación de piensos como a los ganaderos a la hora de abastecerse.