Acabados los plazos para solicitar las tan cacareadas ayudas en forma de millones que iban a llegar al campo según “los voceros del Ministerio de Agricultura y la Junta de Castilla y León”, desde la Unión de Campesinosde Castilla y León (UCCL) denuncian que han podido comprobar, “una vez más, que todo se ha quedado en agua de borrajas, ya que apenas han llegado una cantidad irrisoria, que además están distribuyendo tan mal que, a quienes más lo necesitan, no les llegan”.

Un buen número de agricultores y ganaderos se han puesto en contacto con esta Organización para consultarnos los motivos por los que les han denegado el aval de SAECA, quien nos ha comunicado que “los avales se han denegado por tener agotada su capacidad crediticia, ser mayor o ser joven”, lo que supone que, al menos, una de cada cinco solicitudes de aval haya sido denegada (un 30% habían denunciado ya hace meses otras OPAs), en su mayor parte a agricultores y ganaderos jóvenes que recientemente se han incorporado a la actividad y a los que la Consejería de Agricultura y Ganadería ha concedido un proyecto de incorporación y planes de mejora para modernizar su explotación.

La UCCL acusa a SAECA y las administraciones “de dejar en la estacada con medias verdades a quien más lo necesita”

Por eso, parte del enfado se centra en SAECA, porque es una empresa pública “que debería avalar sin necesidad de que quien lo solicita tenga que avalar con sus bienes o con terceros la concesión del aval, eso ya lo hacen las entidades bancarias y, seguramente, con menos tramites”.

“Esto de dejar en la estacada con medias verdades a quien más lo necesita es una especialidad de las administraciones que deberían velar por el sector agropecuario”, lamentan desde la UCCL, que cree que quien realmente se beneficiará de las ayudas propuestas será quien mejor cosecha haya tenido a través de las reducciones fiscales, ya que cuando los ingresos son cero o mínimos las reducciones no tienen ningún sentido; o quien tuviera asegurada la cosecha, el seguro agrario es un instrumento valorable, pero con un nivel de contratación en herbáceos que en Segovia no llega al 20%  de la superficie y con un seguro de pastos que pasa desapercibido por los, en buena medida, recortes de los apoyos que el Plan de Seguros por el Ministerio y la Junta de Castilla y León.

Otra medida/mentira prometida es que éste año se iba a anticipar la PAC. “¿A qué esperan? estamos a finales de septiembre y aún o ha llegado nada. En los últimos años, aunque no haya habido sequía, se ha venido anticipando un porcentaje de la PAC, que agricultores y ganaderos han venido recibiendo a finales de octubre”, critica la UCCL

Esta sequía es considerada como una de las más fuertes de los últimos años, por lo que Unión de Campesinos de Segovia-UCCL considera que se debe poner en marcha medidas excepcionales, como es una ayuda directa a todos los agricultores y/o ganaderos a título principal, que compensen los daños causados por la ausencia de precipitaciones en sus explotaciones a través de las ayudas de mínimis.

La cosecha ha sido mala para todos, “pero si no se ayuda a quienes están comenzando en la actividad es una tontería seguir hablando de relevo generacional y de solucionar el problema de la despoblación del medio rural”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here