La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha abierto el plazo, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), para la décima edición de la Escuela de Pastores de Andalucía. A causa de las limitaciones establecidas aún por la pandemia de Covid-19, la iniciativa formativa se desarrollará este año íntegramente en el centro granadino del Ifapa ‘Camino de Purchil’ y, por este mismo motivo, se pospondrá a 2022 la propuesta de instalar la sede itinerante de la escuela en el municipio de Los Blázquez (Córdoba).

Los interesados en participar en la Escuela de Pastores 2021 pueden trasladar su solicitud a la Consejería de Agricultura por vía telemática o presencial hasta el día 9 de mayo, ya que las clases comenzarán a finales de este mismo mes. A través de la página web del Ifapa (https://escueladepastoresdeandalucia.es/es/x-escuela2021), el Gobierno andaluz pone a disposición de los andaluces, tanto información de utilidad relativa a esta actividad como el formulario de inscripción a la misma.

Esta iniciativa de formación especializada en el ámbito ganadero, de la que ya se ha abierto el plazo, tiene una duración de cuatro meses durante los cuales se aborda un completo programa de once módulos que incluyen contenidos teóricos y prácticos relativos a diversos aspectos de la actividad pastoril.

La Escuela de Pastores de Andalucía es un proyecto conjunto y colaborativo, coordinado por Ifapa, en el que participan instituciones públicas y privadas del sector de la ganadería extensiva andaluza y que cuenta con recursos del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader). Se trata de una modalidad de formación singular que se fundamenta en la transmisión al alumnado de aquellas habilidades tradicionales propias de la figura del pastor y de las herramientas y conocimientos necesarios para afrontar los nuevos retos de la ganadería actual. Asimismo, también contempla la importante función que ejerce este profesional de la ganadería extensiva como gestor medioambiental al contribuir al mantenimiento de sistemas de producción tradicionales en perfecto equilibrio con el medio ambiente.

Este proyecto que desarrolla el Gobierno andaluz permite generar, una vez que se ha abierto el plazo de este año, una alternativa laboral, al tiempo que incide en la preservación de los espacios naturales protegidos y de las razas autóctonas ganaderas. Además, también contribuye a poner en valor los productos derivados de la ganadería y a reconocer socialmente a los ganaderos pastores. De esta forma, se incide también en la supervivencia de un amplio patrimonio histórico y cultural relacionado con la actividad ganadera extensiva, con gran tradición en Andalucía, pero que, entre otros retos actuales, debe hacer frente a la falta de relevo generacional.

En las nueve ediciones celebradas anteriormente en la Comunidad Autónoma andaluza se han formado ya más de 130 personas que han mostrado su interés por dedicarse profesionalmente a este sector.