La caza del corzo macho se puede volver a practicar en Castilla-La Mancha durante todo el mes de septiembre, después de que durante agosto haya permanecido cerrada por ser el periodo de celo de esta especie.

La Orden de Vedas de Castilla-La Mancha estipula que el corzo se puede cazar en la comunidad autónoma del 1 de abril al 31 de julio y del 1 al 31 de septiembre.

La caza de esta especie solo podrá practicarse en las modalidades de rececho y aguardo o espera diurnos y de acuerdo con la resolución aprobatoria del plan técnico de caza o plan de ordenación cinegética del coto de caza.

La Orden de Vedas de Castilla-La Mancha también establece un periodo para la caza de las hembras de esta especie en aquellos cotos que lo tengan autorizado.

En este caso, la caza de los ejemplares hembra solo se podrá practicar desde el 1 de diciembre de 2016 hasta el 21 de febrero de 2017.

Excepcionalmente, y previa justificación técnica, se podrá autorizar en las resoluciones de los Planes de Ordenación Cinegética, la caza de hembras en este periodo.

Actualmente el corzo se extiende por la mayor parte del territorio de la península ibérica, exceptuando la zona de Levante

El corzo (Capreolus capreolus Linnaeus) es el más pequeño de los cérvidos europeos y se caracteriza por ser una especie con gran capacidad de adaptación al medio ambiente por la variedad de latitudes y altitudes donde se le puede encontrar, tipos de hábitats por los que se distribuye y especies vegetales que consume, según la Asociación del Corzo Español.

CORZO MACHO TAMPORADA CAZA 2Esta especie puede ocupar todo tipo de medios forestales, desde bosques caducifolios, mixtos y de coníferas, pero también bosques en etapas de degradación con condiciones más duras, como son matorrales o zonas adehesadas.

Actualmente el corzo se extiende por la mayor parte del territorio de la península ibérica, exceptuando la zona de Levante y con una presencia limitada en Andalucía.

Los principales núcleos poblacionales se encuentran en la Cordillera Cantábrica, Pirineos y los Sistemas Ibérico y Central.

Está presente en la mayor parte del territorio de Castilla-La Mancha, el este de Extremadura y en las sierras andaluzas de Jaén y Cádiz.