Se ha cerrado el plazo de presentación de solicitudes de la convocatoria de ayudas LEADER 2020 de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. Estos incentivos, que gestionan los 47 Grupos de Desarrollo Rural andaluces, se enmarcan dentro de la medida 19 LEADER del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020. Con esta, son ya tres las convocatorias que han tramitado los Grupos de Desarrollo Rural desde el inicio del marco, que demuestran que A pesar del Covid hay ganas de emprender en el mundo rural.

La convocatoria ha tenido una gran acogida con 1.773 proyectos presentados de acuerdo a las líneas de ayudas que los Grupos han convocado teniendo en cuenta sus Estrategias de Desarrollo Local.  Como ejemplo, los 4 Grupos de Desarrollo Rural de Almería han tramitado un total de 161 proyectos de desarrollo rural. En el caso de Córdoba, los 7 GDR han recibido 273 solicitudes de ayuda. Cifra que se mantiene más o menos similar en el resto de provincias de Andalucía.

Estas Estrategias de Desarrollo Rural- fruto de la participación de la población local- ofrecen la oportunidad a promotores públicos o privados de desarrollar proyectos innovadores que mejoren el desarrollo económico, social, patrimonial y medioambiental de nuestros territorios.

El presidente de ARA, David J. García Ostos ha afirmado que «la cantidad de proyectos presentados en las oficinas de los GDR andaluces demuestra no solo que hay ganas de emprender, sino la valentía y resiliencia de los emprendedores rurales por sacar adelante sus inversiones y proyectos».

Y es que, a pesar de la actual crisis económica originada por esta pandemia, el mundo rural y los Grupos de Desarrollo Rural están demostrando su potencial en cuanto a la generación de iniciativas emprendedoras que crean empleo y riqueza en el medio rural.

De hecho, los Grupos de Desarrollo Rural vienen realizando una gran labor dinamizadora del tejido socioeconómico de sus zonas rurales. Labor que han intensificado durante la pandemia con el objetivo de que la información de estas ayudas llegue a todos los habitantes del medio rural.

Las solicitudes de ayudas presentadas que revelan que hay ganas de emprender tienen que ver, en su mayoría, con proyectos de diversificación económica y mejora productiva a cargo de pequeñas empresas rurales de vecinos que permanecen en sus pueblos.

Por último, la incertidumbre que vive el sector turístico ha llevado a sus emprendedores a presentar proyectos de turismo orientados, en su mayoría, a espacios abiertos en plena naturaleza y al aire libre.