Garikoitz Nazabal / Presidente de EHNE Gipuzkoa

EHNEEl jueves pasado pudimos saber que se detuvo a catorce personas por engordar ganado mediante productos ilegales de crecimiento, sustancias prohibidas, beta-antagonistas y dexametasona. Pero dicha investigación comenzó a finales de 2014 y ¿Qué ha pasado con toda esa carne que se ha comercializado? Los medios de comunicación apuntan a que durante el 2015 se pusieron a la venta 1,3 millones de kilos de carne engordada con productos ilegales y nocivos para la salud. ¿A dónde ha ido a parar esa carne? ¿Cómo han podido permitir sabiendo que estaba envenenada que lo consuma la gente? Esas prácticas se deben cortar de raíz y las marcas de calidad son la única garantía para el consumidor, ya que están sometidos a sistema de control estrictos.

Es inadmisible que durante casi dos años no se haya hecho nada para detener esas prácticas y se haya permitido envenenar a la ciudadanía. Es una irresponsabilidad por parte de las administraciones y una vergüenza que ciertos mataderos y veterinarios estén involucrados en esta trama. Esa carne se debería haber retirado del mercado nada más saber lo que estaba ocurriendo.

Los ganaderos y las ganaderas de Euskal Herria siempre hemos apostado por la calidad. Tenemos sistemas de control exhaustivos que detectan cualquier irregularidad y evitan las prácticas anteriormente denunciadas. Los carniceros y carniceras también siempre han apostado por la calidad de la carne engordada bajo marcas de calidad que aseguran una carne excelente. Podemos ofrecer confianza mediante las marcas de calidad y no engañamos ni envenenamos al consumidor.

Queremos hacer un llamamiento a toda la ciudadanía y decirles que deben fijarse en las etiquetas de la carne que compran, que son las marcas de calidad los que les garantizan de donde procede esa carne, que ha sido sometido a sistemas de control etc. Esa es la única manera de saber qué es lo que estamos comiendo.

Si realizamos un consumo responsable evitaremos que nadie nos engañe. Conseguiremos cuidar nuestra salud, el medio ambiente, el entorno rural y nuestra economía.