Más de 60 entidades, asociaciones agrarias y representantes municipales y sindicales se han adherido a la Mesa del Agua del Bajo Guadalquivir, que persigue aunar a todos los integrantes del sector agroindustrial para reivindicar medidas efectivas a las Administraciones competentes, de cara a garantizar la supervivencia del
sector en la comarca.

Este miércoles 28 de junio ha tenido lugar en la cooperativa Las Marismas de Lebrija la presentación de la Mesa, donde el alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, ha sido el responsable de dar a conocer el proyecto de constitución de esta nueva plataforma junto a más de un centenar de agentes del sector agroindustrial, acompañado en la mesa de presentación de representantes de algunas de las entidades asistentes al acto, como COAG Andalucía, UPA, Comunidad de Regantes del Sector B-XII del Bajo Guadalquivir, Las Marismas de Lebrija SCA, Agroquivir y el Alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle.

Como ha explicado Barroso, “la dura sequía que estamos sufriendo provoca que nos encontremos con nuestros embalses en mínimos y pérdidas millonarias que están soportando agricultores, cooperativas y empresas. La trascendencia del sector agrario en nuestra comarca es más que evidente, y por ello debemos actuar para garantizar su futuro, que es el de todos y todas, logrando que aquella administración a la que corresponda sufrague la falta de infraestructuras hidráulicas que aquí padecemos”.

Ante esta situación, se hace imprescindible que todo el sector una sus fuerzas e intereses en torno a un movimiento sólido, con el fin de que las necesidades comunes sean atendidas por las administraciones competentes, con independencia del signo político, y conseguir los objetivos que se marquen en la futura hoja de ruta, como ha indicado el Alcalde: “Junto a una serie de agricultores y agentes del sector hemos sembrado la semilla de esta plataforma, con la idea firme de que todos y todas estemos unidos, participemos conjuntamente y creemos un movimiento abierto y participativo, al que daremos forma y dotaremos de una estructura en las
próximas semanas”.

Como punto de inicio, se han fijado 8 reivindicaciones sobre las que trazar el trabajo que se empezará a desarrollar a partir de la constitución de la Mesa del Agua del Bajo Guadalquivir, la cual, como se ha anunciado, contará con una Comisión Permanente.

Las reivindicaciones expuestas se resumen en los siguientes puntos:
1. Recepción de las Administraciones Públicas y respuesta a las demandas expuestas por la Mesa del Agua del Bajo Guadalquivir, en una línea de atención y diálogo.
2. Calificación como obras y proyectos de interés general cuantas inversiones públicas deban realizarse en materia hidráulica para garantizar el futuro y la supervivencia del sector agrícola en el Bajo Guadalquivir y su modelo de explotación.
3. Puesta en marcha y cumplimiento de las medidas aprobadas en el marco del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Bajo Guadalquivir.
4. Fijar el número actual de hectáreas en regadío de la cuenca del Guadalquivir como tope, imposibilitando la introducción de ninguna otra extensión más de tierra.
5. Construcción de desaladoras y nuevas balsas a disposición de las Comunidades de Regantes.
6. Modernización de las hectáreas de riego por surco o inundación.
7. Tratamiento individualizado de cada zona de riego, diferenciándose por sus características concretas. El alto valor añadido de las producciones que se acometen en el Bajo Guadalquivir debe quedar reconocido.
8. Concesión de ayudas directas para agricultores/as, empresas y cooperativas del Bajo Guadalquivir para soportar las graves consecuencias de la permanente sequía mientras perdure.

La invitación a participar en la Mesa del Agua del Bajo Guadalquivir queda abierta a toda persona interesada para exponer otras ideas y reivindicaciones, además de conformar un análisis pormenorizado, de forma que cada integrante tenga voz y voto de cara a hacer llegar a las administraciones las diferentes necesidades.

Durante el acto, se han recogido más de 60 adhesiones a la plataforma a través del documento puesto a disposición de los y las asistentes, contando a través de sus representantes con organizaciones agrarias, sindicales, cooperativas, grandes y medianas empresas y autónomos, y los Ayuntamientos de Lebrija, Las Cabezas de San Juan y Los Palacios y Villafranca. En los próximos días, se convocará una asamblea constituyente de la Mesa del Agua del Bajo Guadalquivir.