La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila tilda de catastrófico el año 2019. Los presidentes regional y provincial de ASAJA, Donaciano Dujo y Joaquín Antonio Pino, lo tienen claro, las pérdidas a consecuencia de la sequía en esta campaña ascienden a 40 millones de euros con respecto a un año medio. Apostillan que estas cantidades hacen peligrar el medio rural y como consecuencia que derive la situación a la desaparición de la agricultura y la ganadería en la provincia de Ávila.

El primero en intervenir en rueda de prensa ha sido el presidente provincial de ASAJA, Joaquín Antonio Pino, quien ha puesto de manifiesto la necesidad de que la Diputación de Ávila incremente el presupuesto de 80.000 euros para infraestructuras de abastecimiento de agua, pues es una cantidad, a su juicio, insuficiente, pues los ganaderos de la provincia de Ávila se están encontrando con dificultades a la hora de ofrecer agua a sus animales.

Joaquín Antonio Pino ha subrayado que apoya las reivindicaciones de la comunidad de regantes de las Cogotas, porque con las restricciones de agua y la consecuente sequía, los regantes no pasan por su mejor momento.

También se ha referido a la agricultura de secano. Ha aseverado que hay parcelas que no se van a sembrar y las que sí, los rendimientos son muy escasos, siendo de 800 kilos por hectárea en el caso de la cebada y de 600 kilos, en el mejor de los casos en el trigo.

Reclaman un adelanto de la PAC para el mes de octubre y flexibilidad en las normas de aprovechamiento de los cultivos

Asimismo ha querido poner de manifiesto los años catastróficos que están sufriendo en localidades como Barromán, Bercial de Zapardiel y Castellanos de Zapardiel, donde además de la sequía de los años 2017 y 2019, en 2018 tuvieron que hacer frente a pedrisco.

Por todas estas cuestiones, Joaquín Antonio Pino ha pedido que se formen gobiernos con prontitud para poder hablar y consensuar medidas que ayuden al sector.

En dicha comparecencia de prensa el presidente regional de ASAJA, Donaciano Dujo ha sacado a la palestra cifras regionales, tan graves como las de la provincia de Ávila. Posiciona las pérdidas en 674 millones de euros con respecto a una cosecha media.

En este sentido ha puesto de manifiesto que desde ASAJA no han querido extrapolar los datos con una campaña nefasta, sino con datos de un año medio de cosecha.

Los sectores agrícolas y ganaderos, son a su modo de entender, los pilares básicos en el medio rural y por ende en la Comunidad, y por ello pide a los partidos políticos que se dejen de intercambiar cromos y sillones para poner sobre la mesa medidas reales que beneficien al campo y a los profesionales del sector.

Entre las medidas que solicita se pongan en marcha están: Un seguro agrario con garantías, un adelanto de la PAC para el mes de octubre, flexibilidad en las normas de aprovechamiento de los cultivos, mayor liquidez, una moratoria de los préstamos de la sequía de 2017, así como ayudas directas.

(Fotos acto: asaja avila)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here