El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado este lunes 19 de marzo que su departamento prevé para 2018 una línea de ayudas de 3,5 millones de euros para promover la conexión de internet de alta capacidad en el medio rural y que esta cifra es «muy superior» a la del 2017, cuando hubo 1,6 millones.

Este «esfuerzo inversor» de la Junta en materia de conectividad tendrá especial incidencia en polígonos industriales ubicados en los pueblos y para ello se han presupuestado 1,5 millones, con el fin de promocionar la instalación de empresas en zonas rurales, según ha precisado el consejero ante los periodistas.

Suárez-Quiñones ha asegurado que desde el año 2002 «se han aportado 40 millones de euros en ayudas en materia de conectividad, que a su vez han promovido otros 40 millones de inversión por parte de operadoras privadas».

El titular de Fomento ha subrayado que «en 2017, las convocatorias de subvenciones del Estado y del Gobierno autonómico, dieron como resultado una aportación de más de 14,5 millones de euros para Castilla y León para financiar despliegue de proyectos de redes de nueva generación que han llevado Internet a 225.000 habitantes de 331 poblaciones que carecían de tal cobertura».

«el reto es conseguir que esta sociedad genere oportunidades de crecimiento, que sea integradora e inclusiva»

Además, ha destacado que «la Junta ha subvencionado con 400 euros la contratación de servicios de tecnología satélite en aquellas zonas donde no existe la alternativa tecnológica terrestre».

Suárez-Quiñones ha admitido ante los periodistas que «vivimos una revolución tecnológica, caminando hacia una sociedad digital, y ha defendido que el reto es conseguir que esta sociedad genere oportunidades de crecimiento, que sea integradora e inclusiva, y para eso hay que llegar a todas partes y garantizar la participación de todos con independencia de su residencia».

«Solo de esta manera lograremos que las tecnologías se conviertan en motor de desarrollo económico y social», ha agregado el consejero, que ha abierto este lunes en Valladolid la jornada «La conectividad a Internet en el medio rural: retos, políticas y tecnologías», con el objetivo de difundir la importancia de la aplicación de las nuevas tecnologías en el medio rural.

El presupuesto de 2018 para proyectos de la Dirección General de Telecomunicaciones es de 13,77 millones de euros

 

Los datos relativos a 2016 sobre la situación de la banda ancha en Castilla y León muestran que el 97,3 por ciento de la población dispone de un servicio superior al universal de 1 mega; el 85,1 por ciento, un servicio superior a los 10 megas, y el 65,3 por ciento dispone de uno superior a 30 Mbps si se combinan todas las tecnologías disponibles, tres puntos más que los registrados en 2015

Según la Junta «la situación ha evolucionado muy positivamente como consecuencia del despliegue de la tecnología 4G, lo que ha elevado en 63 puntos porcentuales la cobertura con esta tecnología, pasando de un 13,7 por ciento en 2014 al 76,2 por ciento en 2016».

El presupuesto de 2018 para proyectos de la Dirección General de Telecomunicaciones es de 13,77 millones de euros, que permitirán seguir consolidando la transformación digital de la Comunidad conforme a programas y objetivos fijados en la Agenda Digital

Durante la referida Jornada, se exponen iniciativas que se están desarrollando por parte de diferentes Administraciones Públicas y se presentarán las últimas novedades en relación con estas tecnologías, así como experiencias de las oportunidades que puede brindar a los municipios más pequeños disponer de un medio para acceder a la red global con velocidad suficiente.

La jornada se completa con intervenciones a cargo de responsables de Telecomunicaciones de la consejería de Fomento y Medio Ambiente y de la Gerencia Regional de Salud, de la Entidad Pública Red.es, del Área de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de León, del alcalde de la localidad soriana de Magaña y de un representante de la empresa Hispasat.