ASAJA y COAG han mostrado su preocupación por las 3.000 hectáreas de invernaderos que continúan sin agua en el Bajo Andarax almeriense. Ambas organizaciones agrarias están manteniendo contactos con las partes implicadas con el fin de que subsanen este problema que ya ha llevado a algunos agricultores a arrancar sus cultivos y a regar con cubas entre otras medidas.

Desde hace 2 meses, los agricultores del Bajo Andarax están sin agua para poder regar sus explotaciones agrícolas, una situación inviable para un sector que necesita el agua de riego para que los cultivos hortícolas lleguen a término. Como consecuencia de esta situación, los productores de la Comarca han contactado con las Organizaciones Agrarias (ASAJA y COAG) para manifestar su preocupación y malestar por esta situación ante la desidia de las entidades implicadas y que tienen que buscar una solución a este grave problema.

Durante estas semanas, tanto ASAJA como COAG Almería han mantenido contactos con las Administraciones competentes y entidades afectadas con la finalidad de que “busquen una solución y lleguen a un acuerdo para que los productores dispongan de su agua para riego. No se puede continuar en esta situación y es hora de aunar fuerzas para que no peligre la próxima campaña que está a punto de comenzar. Las quejas de los agricultores son continuas y entendemos su preocupación”.

Las organizaciones agrarias recuerdan que estos agricultores del Bajo Andarax son propietarios de explotaciones agrícolas que tienen autorizado el riego y tienen derecho a él por lo que “hay que poner en marcha todos los recursos hídricos de calidad disponibles en la zona”, concluyen en un comunicado conjunto.

(Fotos: Joseantonioarcos.es)