Los agricultores que lo deseen tienen hasta el 25 de marzo para asegurar su cosecha de uva de vino con el Seguro de Primavera frente al riesgo de helada, a excepción de las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla.

Para asegurar la cosecha 2016 se firmaron 26.595 pólizas de seguro de uva de vino que daban cobertura a cerca de 386.600 hectáreas y a una producción de 2,63 millones de toneladas.

En los últimos años, nuestro país está experimentando condiciones climáticas de gran intensidad y muy variables. Así, por ejemplo, en 2016 han sido importantes las heladas ocurridas sobre todo en la segunda mitad del mes de febrero; las precipitaciones caídas a lo largo de una primavera muy lluviosa; las reiteradas tormentas de pedrisco, sobre todo, desde el final de la primavera y durante todo el verano; y por último, las lluvias caídas en los meses de noviembre y diciembre. Además, de nuevo, la sequía ha afectado a algunos cultivos.

En el caso concreto de la uva de vino, los riesgos de pedrisco, sequía y helada fueron los que más daños causaron. En total, estos y otros riesgos afectaron a más de 50.200 hectáreas de cultivo y elevaron la siniestralidad correspondiente a agricultores que aseguraron la cosecha 2016 de uva de vino a 15,7 millones de euros.

Ante la incertidumbre que generan estos fenómenos meteorológicos, incontrolables e impredecibles, Agroseguro convierte al seguro agrario en el mecanismo de cobertura más idóneo con el que cuentan los agricultores y ganaderos para hacer frente a este tipo de situaciones.