2019 ha sido un año muy cálido, el sexto año más cálido desde el comienzo de la serie, en 1965, y en lo que llevamos del siglo XXI. De los diez años más cálidos, ocho corresponden a años del siglo XXI y seis de ellos pertenecen a la década 2011-2020. Además, 2019 ha sido, en cuanto a cantidad de precipitación, un año normal en el conjunto de España. Si bien de enero a octubre fue un periodo muy seco, se vio compensando por un noviembre muy húmedo y un diciembre húmedo, según los datos de AEMET.

El año 2019 ha sido muy cálido en España, con una temperatura media de 15,9ºC, valor que supera en 0,8ºC al valor medio anual (periodo de referencia 1981-2010). Se ha tratado del sexto año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y en lo que llevamos del siglo XXI, por detrás de los años 2017, 2011, 2015, 2014 y 2006. De los diez años más cálidos desde el comienzo de la serie, ocho corresponden a años del siglo XXI y seis de ellos pertenecen a la década 2011-2020.

Serie de temperaturas medias anuales en España desde 1965

El pasado 2019 ha tenido un carácter muy cálido en la mayor parte de la España peninsular, llegando a ser extremadamente cálido en algunos puntos del centro y del este de la península. En Baleares fue entre cálido y muy cálido, salvo en Ibiza donde tuvo un carácter normal. En Canarias fue muy variable de unas zonas a otras, siendo en conjunto ligeramente cálido.

Se observaron anomalías cercanas a +1ºC en amplias zonas de Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, La Rioja, País Vasco, Navarra, Madrid, norte y oeste de Castilla-La Mancha, Murcia, y en puntos de Galicia, Extremadura y Andalucía. En el resto del territorio peninsular español las anomalías se situaron en valores próximos a 0ºC. En Baleares las anomalías estuvieron mayoritariamente comprendidas entre 0 y +1ºC, mientras que en Canarias tomaron valores en torno a 0ºC.

Carácter de la temperatura del año 2019. EC = Extremadamente Cálido (las temperaturas sobrepasan el valor máximo registrado en el periodo de referencia 1981-2010), MC = Muy cálido: f < 20% (las temperaturas registradas se encuentran en el intervalo correspondiente al 20% de los años más cálidos), C = Cálido: 20% £ f < 40%, N = Normal: 40% £ f < 60% (las temperaturas registradas se sitúan alrededor de la mediana), F = Frío: 60% £ f < 80%, MF = Muy Frío: f ³ 80% y EF = Extremadamente frío (las temperaturas no alcanzan el valor mínimo registrado en el periodo de referencia 1981-2010)

Las temperaturas máximas diarias se situaron en promedio +1,2ºC por encima del valor normal, siendo 2019 el tercer año con la temperatura media de las máximas más alta desde el comienzo de la serie en 1965, por detrás de 2017 y 2015. En cambio, las temperaturas mínimas diarias fueron solo +0,3ºC superiores al valor normal, resultando, por tanto, una oscilación térmica diaria +0,9ºC mayor que la normal.

Anomalía de la temperatura en el año 2019

EPISODIOS DE TEMPERATURAS EXTREMAS Y RÉCORDS BATIDOS

A lo largo del verano fueron frecuentes los episodios de temperaturas por encima de las normales, registrándose tres olas de calor. Destacó por su intensidad la que se extendió desde el 26 de junio hasta el 1 de julio y en la que se superaron los 40ºC en amplias zonas del centro con registros tan señalados como los 43,4ºC de Lleida el 29 de junio, los 43,2ºC de Zaragoza/aeropuerto medidos también el 29 de junio, los 43,0ºC de Girona/aeropuerto el 28 de junio, y los 42,8ºC de Alcantarilla/base aérea el 9 de agosto.

En cuanto a récords, en 7 estaciones principales de AEMET la temperatura máxima absoluta registrada durante el verano superó el valor más alto de la serie histórica anual, habiéndose marcado la mayoría de estos valores en la ola de calor de finales de junio ya referida.

Asimismo, en 6 observatorios principales la temperatura mínima diaria más alta registrada en el verano superó el valor más alto de la serie anual.

Y en la estación principal de Lleida la temperatura media anual de las máximas resultó la más alta de la serie, con datos desde 1984.

En cuanto a episodios fríos, se observaron dos olas de frío durante los meses invernales pero fue en la ola de frío de los días 11-13 de enero en la que se alcanzaron las temperaturas más bajas del año: el 11 de enero en Molina de Aragón se registraron -11,3ºC, en Puerto de Navacerrada -10,3ºC el mismo día.

LOS ÚLTIMOS MESES DEL AÑO EVITARON QUE 2019 FUESE SECO

El año 2019 ha sido en cuanto a cantidad de precipitación, un año normal en el conjunto de España. La precipitación media se sitúa en torno a 628 mm, valor que queda un 3 % por debajo del valor medio anual según el periodo de referencia 1981-2010. Tras un noviembre muy húmedo y un diciembre húmedo, el año ha resultado normal a pesar de que el primer periodo del año de enero a octubre fue muy seco.

Serie de precipitaciones medias anuales sobre España desde 1965

El año ha resultado húmedo o muy húmedo en un área que abarca zonas de Galicia, regiones cantábricas, Navarra, La Rioja y norte de Castilla y León, y en otra en el sureste peninsular entre Alicante, Murcia y Albacete, mientras que ha sido seco en extensas áreas del interior peninsular, Andalucía, Aragón, norte de la comunidad valenciana, noreste y sur de Cataluña, Ibiza, Menorca y zonas de Canarias. Ha llegado a ser muy seco en gran parte de Extremadura, zonas de Ávila y Toledo, mitad occidental de Andalucía, un área entre Tarragona y Castellón, y en Canarias, Ceuta y Melilla, siendo al suroeste de Andalucía donde incluso ha sido extremadamente seco.

Carácter de la precipitación del año 2019. EH=Extremadamente húmedo (las precipitaciones sobrepasan el valor máximo registrado en el periodo de referencia 1981– 2010), MH  =Muy húmedo: f<20% (las precipitaciones se encuentran en el intervalo correspondiente al 20% de los años más  húmedos), H=Húmedo: 20% £ f<40%, N=Normal: 40% £ f< 60% (las precipitaciones registradas se sitúan alrededor de la mediana), S=Seco: 60%  £ f<80, MS=Muy seco: f ³ 80% y ES=Extremadamente  seco (las precipitaciones no alcanzan el valor mínimo registrado en el periodo de referencia 1981–2010)

Desde el inicio de 2019 y hasta el 31 de diciembre las precipitaciones acumuladas superaron los valores normales en la franja norte peninsular desde Galicia hasta el noroeste Aragón, en el sureste peninsular y en zona centro de Castilla-La Mancha. Las precipitaciones superaron en más de un 25% los valores normales en las regiones cantábricas, Navarra y en una zona del sureste peninsular, siendo en un área entre Alicante y Murcia, y también al noreste de Granada, donde la precipitación fue superior en un 50% al valor normal e incluso se duplicaron dichos valores en algunas zonas. Por el contrario, en el cuadrante suroeste peninsular, Girona, desembocadura del Ebro y Canarias, las precipitaciones fueron inferiores al 75% de los valores normales y no se alcanzó ni la mitad de dichos valores en zonas de Málaga, Cádiz y Canarias.

Porcentaje de la precipitación caída en 2019 respecto de la media 1981-2010

EFEMÉRIDES DE PRECIPITACIÓN

En dos observatorios principales la precipitación acumulada en el año 2019 superó el anterior valor más elevado de la serie: en Alicante-Elche/aeropuerto con 667 mm y en Gijón/Musel con 1.293 mm.

Además, en otros seis observatorios, principalmente de Andalucía occidental, se registraba la precipitación anual más baja de la correspondiente serie.

Entre los valores de precipitación máxima diaria registrados en un observatorio principal en el año 2019 destacan, por tratarse de valores que han supuesto el valor máximo registrado de su correspondiente serie anual, el día 12 de septiembre Murcia/Alcantarilla/Base Aérea con 180 mm, Murcia con 169 mm y Almería/Aeropuerto con 99 mm.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here