Bodegas Vinícola Real ha lanzado al mercado una nueva joya enológica: 200 Monges Rosado Reserva 2017.

Un rosado de larga guarda que sorprende por su frescura y complejidad. Se han elaborado 6.600 botellas de esta joya enológica que expresa la perfecta conjunción entre la personalidad del viñedo viejo y la sutileza del paso del tiempo.

Este rosado es fruto de la selección de uvas de las variedades viura, garnacha tinta y un pequeño porcentaje de otras variedades de nuestros viñedos más viejos del valle del Iregua, con rendimientos inferiores a un 1 kilo por cepa.

ARTESANOS DEL TIEMPO

200 Monges Rosado Reserva 2017 duerme en los calados subterráneos de Bodegas Vinícola Real en las mejores condiciones de temperatura y humedad durante más de 3 años, lo que le confiere un estilo y una personalidad únicos.

Esta nueva joya enológica impresiona en nariz por la riqueza de matices y por su frescura. En boca se muestra potente, equilibrado, complejo y extraordinariamente elegante.

Miguel Ángel Rodríguez, enólogo y propietario de Bodegas Vinícola Real – 200 Monges presentó el año pasado tres grandes blancos de larga guarda y ahora, coincidiendo con el 30 aniversario de la bodega, lanza este rosado reserva como nuevo miembro de la familia de vinos 200 Monges.

Se trata «de un proyecto en ininterrumpido desarrollo que es en sí mismo un aprendizaje vital cuyo resultado es una completa gama de vinos de larga guarda que convierten el tiempo en su mejor aliado para crecer en complejidad y en madurez hasta expresar la verdadera historia de su origen».

En este sentido, y tal y como destaca Tim Atkin en su último Rioja Report: “Este vino es el primer lanzamiento de un 200 Monges Rosado Reserva. Inmediatamente se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de Rioja”. Por esto se le ha concedido 95 puntos en el test Rioja Report.