EFE.- Las comarcas más afectadas y en las que ya se han registrado «daños importantísimos» son la zona centro, Hellín, Almansa y Manchuela, según ha informado la organización agraria en un comunicado.

UPA Castilla-La Mancha asegura que en estas comarcas hace meses que no llueve y determinados sectores ya dan por perdida la cosecha de cereal, que no se podrá recolectar y que en algunas explotaciones está sirviendo de pasto para el ganado para que pueda ser aprovechado de alguna manera.

Los cultivos leñosos de estas comarcas (viñedo, almendro, olivar) también están empezando a notar los primeros síntomas de la sequía, sobre todo el viñedo, que en muchas parcelas está teniendo problemas de brotación.

La sequía también está afectando «enormemente» al sector ganadero de estas comarcas, donde la falta de pastos en el campo está obligando a alimentar al ganado con materias primas de fuera de la explotación, lo que provoca un» aumento espectacular» de los costes de producción.

Ante esta situación y si durante las próximas semanas no lloviera, UPA asegura que los daños ocasionados por esta sequía en el sector agrícola y ganadero serán catastróficos y similares o incluso superiores a la sequía registrada a mediados de los años 90 en la región, que en sectores como el vitícola supuso el arranque de miles de hectáreas.

La organización agraria ha instado a la Consejería de Agricultura y al Ministerio a hacer un seguimiento de las comarcas y cultivos afectados, para que, en caso de que se prolongue la situación, establezcan medidas para ayudar a los agricultores y ganaderos de las comarcas afectadas.