EFE.- Los agricultores afean a la Generalitat que no les pague los 120 euros por hectárea cultivada que les adeuda desde hace dos años, pago que, según la organización agraria, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí, se comprometió a realizar el año pasado.

El retraso en los pagos, que afectará también a las ayudas de este año, proviene, según fuentes del departamento de Agricultura, de la "mala situación financiera" que vive la Generalitat.

No obstante, han recordado que en las últimas semanas la Conselleria ha abonado a los agricultores de otros sectores ayudas por valor de 12 millones de euros y que todavía se están liquidando deudas contraídas por el último gobierno tripartito.

Además, desde Unió de Pagesos se ve con preocupación la posible sustitución de la subvención actual estatal por una única ayuda acoplada proveniente de Europa para el año 2015, que sería únicamente de 34 euros por hectárea frente a los 120 actuales, cifra que para el sindicato compensaría tan solo el 28 % de una hipotética pérdida de cosecha.

El sindicato agrario se queja de que la normativa europea autoriza a los estados a continuar realizando sus aportaciones para el sector en paralelo a las ayudas europeas, pero que las administraciones españolas quieren aprovechar la directiva europea para dejar de conceder las ayudas que hasta ahora aportaban a los frutos secos.