Así, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha pedido a la Comisión Europa la "máxima agilidad" en sus gestiones para reanudar las ayudas de emergencia a los agricultores por el veto ruso, tras su decisión de suspender los 125 millones de euros para financiar parte de la retirada del mercado y distribución gratuita de una serie de verduras y frutas perecederas.

     En declaraciones en los pasillos del Congreso, García Tejerina ha asegurado que la CE no puede dejar en suspenso estas ayudas por más tiempo del "estrictamente necesario" para clarificar una situación "anómala" que nunca se había producido. "Lo que estamos pidiendo a la Comisión Europea es que, cuanto antes, se aclare en qué condiciones quedan las ayudas. Un Estado miembro ha consumido una ingente cantidad de recursos y debe ser clarificado. No prejuzgo que sea o que no sea", ha indicado.

    No obstante, la titular de Agricultura ha destacado que el Gobierno español está trabajando en su propio "plan de choque" complementario para compensar el veto ruso, sin descartar futuras medidas fiscales para el sector agroalimentario.

Cooperativas: En la PAC no hay fondos que puedan atenuar el impacto del veto

     El director de Cooperativas Agro-alimentarias, Eduardo Baamonde, ha afirmado que es prematuro hacer una estimación de pérdidas por el veto ruso y que "en la Política Agraria Común (PAC) no hay fondos que puedan atenuar o limitar el impacto que se puede producir por el cierre ruso".

     Baamonde ha recordado que el valor de las exportaciones de la Unión Europea (UE) a Rusia ronda los 5.000 millones de euros, mientras que el fondo de crisis que tiene la Política Agraria Común (PAC) dispone de algo más de 400 millones. En este escenario, ha pedido a Gobierno y UE que hagan valer el principio de que se dotarán los fondos necesarios para atenuar los efectos derivados del cierre del mercado de Rusia.

    También ha reclamado agilidad y eficacia a Bruselas para que responda con contundencia a esta crisis, después de suspender la ayuda de emergencia. "Pedimos a la CE que se establezca lo antes posible el reglamento y las medidas de cautela y de control que se estimen necesarias", ha añadido Baamonde, tras destacar que se trata de una iniciativa "muy necesaria para evitar el colapso en el mercado", sobre todo de las campañas que empezarán ahora.

     A su juicio, "hay que actuar con previsión y no esperar a que las crisis se produzcan", en referencia al papel de la UE. "Ahora queremos que se rehabilite el reglamento para tenerlo preparado y a disposición por si fuera necesario", ha afirmado.

     Considera fundamental contar con "una red de seguridad que nos permita negociar con nuestros clientes con cierta seguridad" o, de lo contrario, los compradores presionarán a la baja a los precios. De momento, las cooperativas no han apreciado una situación "dramática" en el mercado, pero "sí tenemos muchísimo temor" a esos efectos cuando empiecen campañas de invierno, como cítricos u hortalizas, "donde España es realmente muy fuerte", y que "no tengamos ya los mecanismos necesarios" para atenuar la crisis.

UPA pide activar el fondo de crisis de UE y ayudas nacionales


    
UPA ha pedido la activación del fondo de crisis de la Política Agraria Común (PAC) -cuenta con 430 millones de euros-, ayudas nacionales y "rebajar o paralizar" la entrada de algunos productos de terceros países para combatir las pérdidas "multimillonarias" en el campo por el veto Ruso.

     En rueda de prensa, su secretario general, Lorenzo Ramos, ha afirmado que las ayudas puestas en marcha hasta ahora son insuficientes para paliar esta crisis de mercado, agravada tras la suspensión de algunas partidas por parte de la Unió Europea (UE). "La semana pasada aconsejábamos a los agricultores que hablaran con las OPFHs (organizaciones de productores de frutas y hortalizas)" para que se apuntaran en las medidas de retirada de producción, pero tras la suspensión de ayer ha cundido el nerviosismo y estos profesionales "no saben qué hacer".

     El primer reglamento de medidas de la CE para la retirada de melocotón y nectarina permanece aún en vigor, pero el que recogía 125 millones se ha suspendido, lo que afectará sobre todo a peras y manzanas de la UE (concentrarían 80 millones de esa partida).

     "Si el problema es con Polonia, que la UE resuelva el problema con ellos", ha asegurado Ramos, quien recuerda que dicho país ya estuvo involucrado en problema similar de falseamiento de datos durante el último episodio de "E. coli" (o "crisis del pepino").

    Ha urgido a Bruselas a que "tire de donde haga falta", como el fondo de crisis de la PAC, para compensar a los agricultores afectados, tras exigir que las ayudas no vayan a parar "a otros".

     Ha apuntado también los bajos precios que se pagan a los agricultores que optan a la retirada, unos 27 céntimos en el caso del melocotón, cuando su coste de producción supera los 30. Por otra parte, ha acusado a las empresas de la distribución comercial porque "no están siendo honestas" con los agricultores y ha denunciado que se han enviado cartas en las que indicaban que "era el momento de comprar barato" ciertos productos a los agricultores, como las patatas.

Fepex denuncia ante la CE la "inseguridad" en los mercados

      La Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) ha denunciado ante la Comisión Europea (CE) la "inseguridad" en los mercados, tras la decisión de Bruselas de suspender las medidas de ayuda.

      El director general de Fepex, José María Pozancos, ha declarado a Efeagro que los exportadores se han dirigido a la CE para solicitar "medidas de gestión de crisis" ante la situación delicada del sector de frutas y hortalizas a causa del embargo de Rusia a los productos de la Unión Europea (UE).

     Según Fepex, esta decisión ha provocado "inseguridad" en España, porque muchos productores tenían programado retirar excedentes, lo que queda ahora en "suspenso", sin que se sepa "ni cuándo ni la cuantía".

     Además, Pozancos ha resaltado que en estos momentos hay una "gran sensibilidad" en los mercados ante la crisis por Rusia, con "grandes caídas de precios" por lo que es necesario que la CE aplique "medidas de crisis" para potenciar el equilibrio en el comercio hortofrutícola.

    Asimismo, en una anterior noticia de sta página, ya se habia posicionado ASAJA y COAG por esta suspensión y las consecuencia que conllevará a los sectores afectados.

Los exportadores también se han dirigido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con quien existe "sintonía" respecto a la demanda de apoyos para compensar a los productores perjudicados por el veto, según Pozancos.