Según datos aportados por Grupo Detector y la Correduría de Seguros Segurfer, el 95% de los robos en estos establecimientos se produce durante los fines de semana, puentes o períodos vacacionales cuando los estancos permanecen cerrados.