Por este motivo, se ha procedido en el día de hoy a cambiar el software que nos causó estos problemas y enderezar definitivamente este problema informático.

    Con este cambio se quiere evitar molestias innecesarias a nuestros lectores y regularizar la situación de nuestros suscriptores, quienes tienen abiertas nuestras puertas para cualquier explicación que deseen recibir.

     Confiamos en que este tipo situaciones molestas no vuelvan a ocurrir y si así sucediera anunciamos que se procedería a dar de baja a todos los suscriptores y abrir un nuevo periodo de inscripción, al objeto de arrancar de cero, pese al coste que eso conllevaría, pero poder dar el mejor servicio a nuestros lectores.

   Perdonen las molestias.