EFE.- La captura se produjo ayer a las 12:15 horas, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado, en el que precisa que el salmón ha sido pescado con cucharilla.

Se trata de un ejemplar marcado, procedente de una repoblación con alevines de la piscifactoría de Mugaire.

A diferencia de lo ocurrido en 2013, cuando se capturó el primer salmón el día de apertura de la temporada, en esta ocasión ha habido que esperar hasta el cuarto día hábil de pesca para que los guardas certificaran que había sido extraído el primer ejemplar.

La causa del retraso, dice el Gobierno foral, podría ser el caudal relativamente alto del río y el tiempo lluvioso, que también ha retraído la afluencia de pescadores.

En 2013 fue el pescador Roberto Lanz, domiciliado en Orkoien, quien capturó el primer ejemplar la temporada, de 4,26 kilos y 74 centímetros, y también lo consiguió en el Pozo de los Cincuenta a cucharilla, aunque entonces fue un salmón salvaje, sin marcar.

La normativa que rige en la campaña de 2014, tanto en lo que se refiere a fechas, zonas, artes, número de ejemplares y tamaño viene detallada en una orden del consejero de Desarrollo Rural.

La pesca del salmón atlántico en el tramo habilitado a tal efecto en el río Bidasoa se desarrolla desde el 1 de mayo y hasta el día en el que se capture el salmón número 66, y si no se hubiera conseguido aún el cupo de capturas, el último día de pesca será el 15 de julio.

Cada pescador podrá coger un solo ejemplar por día, de talla superior a 40 centímetros.

Como novedad este año se introduce la potestad del Guarderío Forestal para prohibir la pesca cuando las condiciones hidráulicas adversas pueden provocar daños a los salmones u otras especies, y la limitación del horario de pesca, que pasa de 7:00 a 21:30 horas (antes era de 6:30 a 22:30 horas).