La compañía irlandesa, uno de los productores líderes de queso y otros productos lácteos de Europa y Estados Unidos, es una cooperativa propiedad de granjeros y cooperativistas de aquel país, con presencia industrial y comercial en noventa estados.

      Según la información facilitada por Telepizza, el año pasado IDB alcanzó unos ingresos de 2.000 millones de euros, dando empleo a 3.100 personas en todo el mundo.

     El consejo delegado de Telepizza, Pablo Juantegui, ha explicado que con este acuerdo "se garantiza el suministro de un ingrediente clave" en sus recetas, ya que es confiado a "uno de los líderes del sector".

     Al mismo tiempo, considera que este paso hace que la multinacional española "avance en eficiencia operativa", concentrando "recursos y esfuerzos" en su "estrategia de negocio, dirigida a la consolidación internacional y diversificación" de sus canales de venta.

     "El amplio conocimiento de este negocio por parte de IDB nos seguirá garantizando calidad en nuestros productos, capacidad de respuesta y flexibilidad en la gestión de stocks", ha apuntado en la misma nota Manuel Loring, subdirector general del área industrial y logística de Telepizza.