Sigue la caída de las cotizaciones en los cereales, aunque lo peor es que cada semana se agrava más el descenso de los precios. Si hasta ahora se hablaba de bajadas leves, poco a poco se van incrementando las pérdidas y esta semana ya se puede hablar de cifras más altas. por ejemplo cera de seis euros menos en la cebada de malta, tres en el maíz y otros tres en un trigo duro que rompe su racha alcista, ya que hace solo una semana había subido cerca de 14 euros. No se trata de una caída de las cotizaciones dramática, pero sí se nota en el bolsillo de los cerealistas.

Con este panorama, los precios de los cereales han registrado una tendencia a la baja en los mercados mayoristas durante la semana 28 (12 al 18 de julio), según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El trigo blando ha cotizado a 225,24 euros/tonelada, lo que representa una caída del 0,44 % en comparación a la semana precedente (apenas un euros de diferencia a la baja); el maíz, a 264,19 euros/t (-1,38 %); y la cebada, a 207,74 euros/t (-0,48 %).

El precio del trigo duro se ha situado en 2,88,40 euros/tonelada (-1,02 %), mientras que la cotización de la cebada de malta cayó un 2,79 % (209 euros/tonelada) y la de la avena subió un 0,38 %, hasta 195,50 euros/tonelada.

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo positiva para el maíz (+25,84 %), la cebada (+12,25 %), el trigo blando (+5,97 %), el trigo duro (+3,99 %), la cebada de malta (+6,63 %) y la avena (+4,41 %).

La variación acumulada desde enero de 2021 de los precios de proteínas y coproductos ha sido negativa para la soja (-12,21 %), cuya cotización mayorista es de 410 euros/t.

También se han recortado los precios de las pipas de girasol (-1,05 %), hasta los 475 euros/t.

En contraste, han repuntado un 17,21 % el precio medio de la pulpa (252 euros/t); un 6 % el de la colza (318 euros/t); y un 12,57 % el de la cascarilla (206 euros/t).