La asociación considera que se trata de una discriminación, que podría haber invasión de competencias y que se vulnera la Constitución.