EFE.- Así lo establece una resolución de las Direcciones Generales del Agua, Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Dirección General de Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de Extremadura que publica hoy el Boletín Oficial del Estado.

   El proyecto podrá ser revisado durante un periodo de treinta días, de tal forma que finalizado este plazo y estudiadas las alegaciones, si las hubiere, el ministerio emitirá la orden para la reducción del perímetro.

   Siendo así, los propietarios de esos terrenos podrán regar si así lo solicitan y son autorizados para ello por los organismos competentes.

   La zona regable del centro de Extremadura incluye a los términos municipales de Acedera, Navalvillar de Pela, Puebla de Alcocer, Don Benito, Villanueva de la Serena, Orellana de la Sierra, Orellana la Vieja, Campo Lugar, Madrigalejo y Logrosán.

   El agua utilizada para el riego proviene de los embalses de García Sola y Cíjara.

   De esta manera, se desbloquea un asunto que empezó en 1995 con la aprobación del plan coordinado de obras para esta zona regable.

   En 1999 se iniciaron las solicitudes para riego produciéndose un incremento de la superficie regada conforme se han ido ejecutando las obras de transformación, hasta alcanzar las 6.568 hectáreas transformadas.

   Esto supone que el 47,5% de la zona regable contemplada en el plan coordinado de obras está actualmente en riego.