EFE.- En rueda de prensa, Puig ha calificado de "esperpéntico" el incendio del pasado fin de semana en Cullera y ha pedido a la Fiscalía de Medio Ambiente y al president de la Generalitat, Alberto Fabra, que adopten medidas respecto al alcalde, Ernesto Sanjuán, cuya responsabilidad "va más allá de lo administrativo", ha dicho.



"Lo sucedido fue una irresponsabilidad manifiesta del alcalde, y está siendo también por parte del president de la Generalitat, que le encubre y es incapaz de tomar ninguna decisión. Se incumplió el requerimiento de los bomberos y de la Generalitat -al disparar un castillo de fuegos artificiales que provocó el incendio-, y no es necesario un expediente que se demore semanas", ha añadido.



Puig ha realizado estas declaraciones en la sede del partido tras reunirse con la presidenta del PSPV en Les Corts, Ana Barceló, el portavoz de Medio Ambiente, Francesc Signes, el secretario de Agricultura y Agua, Francisco Rodríguez Mulero, y otros responsables provinciales en materia de Medio Ambiente, para estudiar los incendios de Torrent y Cullera de la semana pasada.



A su juicio, la situación climática requiere medidas excepcionales por parte de la administración autonómica, las diputaciones, los ayuntamientos y también el Gobierno central, al que los socialistas reclamarán también fondos adicionales para prevención.



"Si a la excepcional situación climatológica sumamos los recortes de efectivos, la falta de prevención y la descoordinación, estamos en el preludio de un verano especialmente peligroso. Como hemos visto en Gilet, Torrent o Cullera, las llamas han afectado a zonas pobladas", ha afirmado.



Puig ha propuesto un plan de prevención por parte de la Generalitat que introduzca un mecanismo de coordinación que "evite el caos actual" y que actualice el plan de espacios naturales.



Asimismo, ha pedido al Consell que apruebe "este mismo viernes" el sistema valenciano de seguimiento forestal de acuerdo con el propio plan forestal de la Generalitat.



También considera necesarias acciones específicas de limpieza en zonas limítrofes de población, "todo ello financiado por la Generalitat y los recursos excedentarios de las diputaciones" y la activación de planes locales de empleo como los antiguos Pamer o la promoción del voluntariado.



"Es preciso -a juicio de Puig- que se solucione cuanto antes el ERE de Vaersa, hemos de tener todos los recursos humanos disponibles trabajando para evitar la catástrofe".



Por otra parte, considera preciso que el Consell, y también el grupo socialista en el Congreso, exija al Gobierno central un plan extraordinario de prevención para todo el arco mediterráneo "ante la situación de sequía extraordinaria".



"Lo que pedimos al Gobierno central es que no prepare un decreto para el día después de los incendios, sino para antes", ha añadido.



Asimismo, ha reclamado a las confederaciones hidrográficas que se responsabilicen de la limpieza de barrancos y que se permita a los ayuntamientos mayor autonomía en la acción preventiva y también en la explotación de los bosques.



Preguntado por el reciente incendio de Torrent, que afectó a más de 300 hectáreas y a varias urbanizaciones, Puig ha lamentado que el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, actuase como "comentarista" de la actualidad, al reconocer que la falta de limpieza propició la expansión de las llamas, cuando "la responsabilidad es directa del Consell".