EFE.- Unos tres años después de que el Tribunal Constitucional (TC) devolviera al Estado las competencias sobre el Guadalquivir, los socialistas andaluces ha avanzado hoy que pasadas las elecciones europeas impulsarán en el Parlamento regional y en el Congreso de los Diputados la demanda de que el Estado delegue a Andalucía la competencias sobre las aguas de este río.

En un segundo intento, los socialistas quieren sustentar la demanda en el articulo 150.2 de la Constitución que recoge esa delegación de competencias, algo que, según el secretario de Sostenibilidad y Medio Ambiente del PSOE-A, Antonio Pradas, depende «exclusivamente de la voluntad» política del Gobierno central.

«No queremos confrontación, ni división sino consenso, pero Andalucía debe contar con esa delegación de competencias por eficiencia y eficacia en la gestión del río que actualmente está bloqueada por la «pésima» actuación del Estado, ha afirmado Prada.

El PSOE argumenta su petición en que «se cumpla la voluntad» del Parlamento de Andalucía, que a finales de 2011 aprobó por unanimidad reclamar al Estado la delegación de las competencias sobre las aguas del Guadalquivir que transcurren íntegramente por la región.

«Había un acuerdo de todos los grupos, incluido el PP, que finalmente decidió votar en contra de la propuesta en el Congreso de los Diputados», ha indicado el socialista, que ha pedido a la nueva dirección del PP-A, presidida por Juan Manuel Moreno, que «rectifique el agravio» a Andalucía y «corrija el error».

Antonio Pradas ha dicho que «como a Moreno le gustan tanto las fotos con esta propuesta tendrá la oportunidad de retratarse», y le ha instado a ayudar y convencer a su partido en Andalucía y Madrid para la delegación de competencias.

La participación de Andalucía en la cuenca del río Guadalquivir es del 90,22 %, frente a pequeños porcentajes de Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia.

Además, la cuenca del Guadalquivir es el principal distrito hidrográfico de la comunidad, que aglutina el 99,2% de los usos y concentra más del 96 % de sus acuíferos.

El dirigente socialista se mostrado convencido de que otra forma de gestión del río generará empleo y riqueza en Andalucía, y se ha referido al plan integral que tiene la Junta para dar respuesta en ámbitos como la agricultura, la ganadería, los regantes, el turismo o los deportes.

«La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es una entidad absolutamente desfasada, una administración decimonónica que está gestionando mal servicios de un sector que es absolutamente estratégico para Andalucía», ha sostenido Antonio Pradas.