EFE.- Si esta situación, cuyas causas se desconocen, continúa así en los próximos días, la producción de miel de este año será «mala», como ha explicado a Efe el responsable de Apicultura de la organización agraria Coag Extremadura, Paulino Marcos.

El sector desconoce a ciencia cierta cual es la causa de esta situación, que podría haber estado producida por los cambios de temperatura de primavera, donde durante algunos días ha hecho un calor «propio de verano».

Los apicultores extremeños no descartan que la situación se deba a otros aspectos como los plaguicidas, aunque no creen que sea la causa principal, pues el problema no radica en el número de la cabaña, ya que las colmenas tienen actualmente abejas suficientes.

El «problema» es que las abejas salen al campo pero no recogen polen y néctar, con lo que las colmenas están «estancadas» y no avanzan y la campaña «va pasando» sin tener producto.

Si la situación sigue así, habría más de un 50 por ciento menos de producción de polen en relación a 2013, asegura el sector, que preveía una buena producción de miel tras las lluvias de los pasados otoño e invierno y que ahora se ha encontrado ahora con esta situación «rarísima».

Tras la fase inicial de la campaña de polen, llegará la recolección de miel clara, la producida en Extremadura, que comienza a finales de mayo, y si no hay cambios habrá una bajada de producción, aunque es pronto para estimar cuánto.

Paulino Marcos sí que ha valorado que la apicultura sea uno de los sectores agrícolas para los cuales se han establecido reducciones para la campaña de la Renta de 2013, como ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Los ingresos de los apicultores extremeños «aumentarán» al tener que pagar menos en la declaración de la Renta, partidas que se destinarán a modernizar las colmenas y las explotaciones o renovar material, para ser «más competitivos» y sacar «cada vez más calidad».