EFE.- La playa se abrió al baño a última hora de la tarde de ayer, horas después de que se encontraran restos de piche en la arena, por lo que también se decidió prohibir temporalmente la pesca en la zona, según han informado hoy a Efe fuentes del Consistorio.

Operarios municipales de limpieza se encargaron de retirar los restos de este vertido, que solo sigue afectando a una pequeña zona de rocas, hecho que no impide que pueda usarse con normalidad, han agregado las fuentes.