“Con esta plantación sólo contrarrestamos una parte de la contaminación ge­ne­ra­da pe­ro pretendemos consolidar un pre­ce­dente y ya hemos ini­cia­do conversa­cio­nes para ampliar en 2015 el es­tu­dio a todas las fiestas josefinas e im­plicar a más co­mi­siones en las medidas para ate­nuar el im­pac­to am­bien­tal que se genera”, ha anunciado José Vicente Legua, gerente de Legua Group, en el trans­curso del acto.

     Efectivamente, la compañía valenciana especializada en el suministro de leña para la realización de paellas o de carbón para barbacoas, ha promovido ya diversos contactos con varias comisiones falleras, cu­yos monumentos se enclavan en categorías superiores, empresas pirotécnicas, fabricantes de polies­ti­re­no ex­pandido (EPS) Poliexpan –el principal material usado en los monumentos-, con la universidad y con re­­pre­­sentantes de va­rias ad­ministraciones implicadas.

Se busca nuevos aliados y financiación para mantener esta iniciativa


     Y ha realizado todo ello con la intención de buscar nue­vos aliados, fi­nanciación y para extender el citado estudio de ingeniería así como las acciones com­pen­satorias propuestas a un espectro global o al menos mucho mayor de las Fallas de 2015. “Pre­ten­de­mos tra­ba­jar con rigor académico, ge­ne­rar una mayor conciencia medioambiental en el mundo fallero, mejorar la reputación de estas fiestas –que siempre han demostrado estar especialmente implicadas en estos asun­tos- y devolver a la naturaleza el daño que indirectamente le provocamos”, advierte Legua.

    El proyecto pretende dar un salto el año próximo y además de repetir tales acciones com­pen­sa­to­rias, es­­­ta vez en zonas afectadas por incendios o urbanas sin vegetación, incidirá en aspectos directamente vin­­cu­­­­lados con la reducción de emisiones GEI. De ahí que durante el presente año y durante el desarrollo de la citada prueba piloto, Consultoría 3.0 haya rea­li­za­do ya un análisis de los procesos seguidos en los ta­lle­res del artista fallero José Luis Platero, en la pi­rotecnia Ricardo Caballer SA –que trabajan para la Falla de la Plaza Honduras- así como en sus proveedores de materiales.

    “Más allá de compensar las emisiones as­pi­ra­mos a pro­piciar también una reflexión en el mundo fallero para impulsar cambios hacia materiales bio­de­gra­dables, potenciar un uso más racional de la energía e incluso pro­mo­cionar otras fuentes más eco­lógicas y efi­cien­tes co­­mo la bio­masa, por ejemplo en paellas o en calefacción“, señaló el gerente de Legua ­Group.

     El acto de la plantación debe enmarcarse también en el acuerdo de colaboración que man­­tiene la citada empresa con la Fundación Global Nature, una entidad nacional dedicada a la conser­va­ción, protección y ordenación del medio ambiente, así como en el conjunto de iniciativas promovidas por la Con­se­lleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente con motivo de la declaración de La Albufera durante septiembre como ‘Parque Natural del mes’.

      “Con esta plantación sólo contrarrestamos una parte de la contaminación ge­ne­ra­da pe­ro pretendemos consolidar un pre­ce­dente y ya hemos ini­cia­do conversa­cio­nes para ampliar en 2015 el es­tu­dio a todas las fiestas josefinas e im­plicar a más co­mi­siones en las medidas para ate­nuar el im­pac­to am­bien­tal que se genera”, ha anunciado José Vicente Legua, gerente de Legua Group, en el trans­curso del acto.

     Efectivamente, la compañía valenciana especializada en el suministro de leña para la realización de paellas o de carbón para barbacoas, ha promovido ya diversos contactos con varias comisiones falleras, cu­yos monumentos se enclavan en categorías superiores, empresas pirotécnicas, fabricantes de polies­ti­re­no ex­pandido (EPS) Poliexpan –el principal material usado en los monumentos-, con la universidad y con re­­pre­­sentantes de va­rias ad­ministraciones implicadas.

Se busca nuevos aliados y financiación para mantener esta iniciativa


     Y ha realizado todo ello con la intención de buscar nue­vos aliados, fi­nanciación y para extender el citado estudio de ingeniería así como las acciones com­pen­satorias propuestas a un espectro global o al menos mucho mayor de las Fallas de 2015. “Pre­ten­de­mos tra­ba­jar con rigor académico, ge­ne­rar una mayor conciencia medioambiental en el mundo fallero, mejorar la reputación de estas fiestas –que siempre han demostrado estar especialmente implicadas en estos asun­tos- y devolver a la naturaleza el daño que indirectamente le provocamos”, advierte Legua.

    El proyecto pretende dar un salto el año próximo y además de repetir tales acciones com­pen­sa­to­rias, es­­­ta vez en zonas afectadas por incendios o urbanas sin vegetación, incidirá en aspectos directamente vin­­cu­­­­lados con la reducción de emisiones GEI. De ahí que durante el presente año y durante el desarrollo de la citada prueba piloto, Consultoría 3.0 haya rea­li­za­do ya un análisis de los procesos seguidos en los ta­lle­res del artista fallero José Luis Platero, en la pi­rotecnia Ricardo Caballer SA –que trabajan para la Falla de la Plaza Honduras- así como en sus proveedores de materiales.

    “Más allá de compensar las emisiones as­pi­ra­mos a pro­piciar también una reflexión en el mundo fallero para impulsar cambios hacia materiales bio­de­gra­dables, potenciar un uso más racional de la energía e incluso pro­mo­cionar otras fuentes más eco­lógicas y efi­cien­tes co­­mo la bio­masa, por ejemplo en paellas o en calefacción“, señaló el gerente de Legua ­Group.

     El acto de la plantación debe enmarcarse también en el acuerdo de colaboración que man­­tiene la citada empresa con la Fundación Global Nature, una entidad nacional dedicada a la conser­va­ción, protección y ordenación del medio ambiente, así como en el conjunto de iniciativas promovidas por la Con­se­lleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente con motivo de la declaración de La Albufera durante septiembre como ‘Parque Natural del mes’.