EFE.- En un comunicado, esta organización ha señalado que antes de conceder autorizaciones a las almadrabas se tienen que pedir una serie de informes científicos para evitar la muerte de estos animales marinos que quedan enganchados en las redes.

Los informes tienen que ser relativos a los fondos marinos, recursos pesqueros y columna de agua, «antes de tomar decisiones» sobre el número de concesiones que otorga la Administración del Estado.

Asimismo, los ecologistas consideran necesario establecer un pliego de condiciones ambientales «apropiado» para que se realice una vigilancia «exitosa» y se proteja a las tortugas marinas.

Por otro lado, la asociación ha señalado que el Ministerio de Medio Ambiente ha señalado que el último año 52 tetrápodos marinos entre cetáceos y tortugas marinas murieron en las almadrabetas.