En una nota, la organización araria señala que la Junta justifica estos apoyos en la necesidad de mantener superficies con presencia de cultivos permanentes donde hay un alto riesgo de abandono de los mismos dada su escasa rentabilidad, así como las dificultades que su mantenimiento conlleva, además de favorecer la existencia de paisajes singulares en determinadas zonas que son el resultado de la interacción de la agricultura con el territorio. Por eso cree que "todo esto tiene tanto sentido en el Bierzo con los castaños y por supuesto los viñedos más marginales en zonas de elevada pendiente, como en las Arribes de Duero que es para donde parece diseñada esta medida".

    La ayuda sería por hectárea de superficie de estos cultivos, asumiendo unos compromisos durante un periodo de cinco años, ayuda que se justifica ante Europa tanto por la reducción de rendimientos como por los mayores costes de cultivo.

Ya hubo una medida en este sentido en otras comunidades

     Por ello, ASAJA pide a la Junta "sensibilidad" para impulsar, a través del Programa de Desarrollo Rural, el cultivo de los castaños centenarios del Bierzo, ya que ello reporta beneficios económicos, asentamiento de población en el medio rural y tienen un indudable efecto medioambiental enriquecedor del patrimonio natural de la comarca. ASAJA quiere recordar que la Junta de Andalucía ya puso en marcha en el periodo anterior una medida agroambiental para el cultivo de  castaños.

    Por otra parte, la organización entiende que en lo que respecta al viñedo la medida no tendría que ser restrictiva territorialmente y poder acogerse a la misma en el Bierzo y en  otros puntos de la geografía de Castilla y León donde todavía se cultivan viñas centenarias en terrazas o bancales, en fincas de elevadas pendientes, con dificultades de acceso y mecanización imposible y en parcelas de reducido tamaño. Unas viñas de escasa rentabilidad económica pero que por el contrario cumplen un destacado papel medioambiental y paisajístico.

(Foto: www.elbierzonoticias.com)