Los trabajos que se llevan a cabo con los jóvenes abarcan distintos ámbitos: el medioambiental, la salud, el respeto y la convivencia, la recuperación cultural y física, incidiendo de forma especial en la educación ambiental y en el reconocimiento del importante papel que juega el medio ambiente en la vida de las personas y en el desarrollo de la sociedad, así como en la necesidad de implicarse y de actuar para evitar su deterioro.

     Los objetivos que se pretenden alcanzar con esta actividad son, entre otros, fomentar actitudes de respeto y tolerancia mediante la participación en actividades grupales; colaborar para que aprecien la riqueza y variedad del patrimonio natural, social y cultural, respetando su pluralidad, y darles a conocer  alternativas para que las desarrollen en su tiempo libre