El campo lleva un mes en las carretras protestando por los precios que reciben y con el respaldo claro de Cooperativas. Sin embargo, ahora se ha oído otro punto de vista desde el sector con un mensaje a la contra no de las protestas sino de la situación del campo desde una de las mayores cooperativas agroalimentarias y líder en exportación de hortalizas con 500 millones en ingresos en 2019, Unica Group.

Enrique de los Ríos, director general del grupo almeriense integrado en la mayor cooperativa agroalimentaria de España (Grupo AN), cree que hay productores que están llevando a cabo actitudes especulativas que dañan al conjunto del sector y a las organizaciones que están tratando de agrupar producción para conseguir mejores cotizaciones en origen.

Enrique de los Ríos  insistió en esta idea durante un encuentro con El Confidencial con motivo de su participación en un foro alimentario organizado en Sevilla por Cooperativas Agro-Alimentarias de Andalucía. Consultado sobre cuál es su diagnóstico de la situación del campo, el gerente de la firma que integra una quincena de cooperativas de Andalucía, Murcia, Valencia y Castilla-La Mancha reparte responsabilidades sin excepción. Unica agrupa a más de 5.000 horticultores tras una década absorbiendo cooperativas.

«Somos el primer productor mundial de aceite y de frutas y hortalizas, podríamos marcar los precios de referencia en el mundo y no lo hacemos»

Primero se mira a sí mismo, a los agricultores: «A veces adoptan una actitud especulativa. Si me conviene, llevo mi producción a la alhóndiga, y si no me conviene, a la cooperativa. Si están pidiendo apoyos, deben adoptar una actitud de corresponsabilidad y de mayor compromiso con las organizaciones que les agrupan».

Sobre las propias cooperativas, mensaje igualmente contundente desde su punto de vista: «Nos estamos peleando por tronos pequeños y no nos unimos. Hay que mirar a Holanda, pero también a EEUU, donde el 35% de la producción está agrupado en cooperativas y están más unidos que nosotros en España». Y sobre los incentivos públicos a la integración cooperativa, misma respuesta tajante: «Ni las fusiones, ni la inversión en innovación ni la internacionalización se hacen por subvención, se hacen por convicción», según recoge Carlos Pizá.

Y los supermercados, ¿qué parte de responsabilidad tienen en la situación actual? De los Ríos mantiene aquí su discurso heterodoxo y se ciñe a pedir a las cadenas de súper «más sensibilidad hacia el productor». «La atomización de los agricultores espolea la competencia a la baja en precios entre los propios distribuidores, esta atomización es algo así como poner un filete delante de una manada de lobos», ejemplifica gráficamente. No obstante, advierte también de que los propios grupos de supermercados saben que presionar excesivamente a la baja acaba perjudicando sus propios márgenes.

Pero quizá su mensaje de mayor calado a medio y largo plazo, que también reiteró durante su intervención en una de las mesas del foro, es que España, según su punto de vista, no está ejerciendo su liderazgo en algunos segmentos agrarios. «Somos el primer productor mundial de aceite y de frutas y hortalizas, en estos dos sectores podríamos marcar los precios de referencia en el mundo y no lo hacemos. No estamos ejerciendo ese liderazgo, a diferencia por ejemplo de lo que hace California con la almendra, significativamente a través del gran productor Blue Diamond», detalla.