Se está actuando en las cuencas de los ríos Miño, Limia, Sil  y en sus afluentes, en los tramos afectados por las lluvias a lo largo de su recorrido por las provincias de   Ourense, León, Pontevedra y Lugo.

     En los dos meses transcurridos entre el 15 de diciembre de 2013 y el 15 de febrero de 2014 se registraron un total de 25 temporales de viento y lluvias en la zona noroeste del país, que afectaron de forma especialmente importante al territorio de la demarcación hidrográfica del Miño-Sil, provocando importantes crecidas en todos los ríos de esta cuenca que causaron cuantiosos daños.