La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, no solo apuesta por la confrontación sino que tiende la mano al Gobierno y se ha mostrado convencida de que el Ministerio querrá establecer una alianza con Andalucía para «velar por su status quo» en la Política Agraria Común (PAC), como potencia mundial agroalimentaria, aun que isniste en dos conceptos claros: mantener la figura del agricultor pluriactivo y no implantar la tasa plana.

En este sentido, Crespo también ha apuntado como elementos prioritarios de la nueva Política Agraria Común el mantenimiento de las regiones productivas. «La imposición de una tasa plana sería muy perjudicial para el agro andaluz y por ello nuestro total rechazo a este tipo de planteamientos», ha enfatizado.

Asimismo, la consejera andaluza ha señalado al mantenimiento de los derechos y de la figura del agricultor pluriactivo. A su juicio, estos dos elementos son cruciales para asegurar la rentas de los agricultores y el desarrollo de las zonas rurales, ya que la actividad agraria es esencial para fijar la población en el territorio y evitar el éxodo. «Si el problema del despoblamiento es menos acuciante en Andalucía es gracias a un sector agroalimentario que mantiene su presencia en los municipios rurales», ha asegurado.

La consejera ha insistido en que «aún hay tiempo» para conseguir de Europa una PAC «justa y sin recortes» para el campo español y ha emplazado al Ministerio a redoblar esfuerzos en las negociaciones para que los agricultores y ganaderos de España y Andalucía «puedan disponer de los fondos que necesitan para seguir creciendo en sostenibilidad, innovación y eficacia».

En este sentido, Crespo ha subrayado la «unión y cohesión» del campo andaluz para luchar por una PAC «fuerte y sin mermas», tras un recorte inicial del 10% establecido por la UE. «La declaración institucional firmada con todas las organizaciones agrarias y las cooperativas agroalimentarias refleja de forma muy clara y contundente la posición de Andalucía respecto al futuro de la Política Agraria Común», ha enfatizado la consejera, quien ha destacado que esta declaración común «ha sido refrendada esta misma semana en el Parlamento de Andalucía».

La responsable de Agricultura ha incidido en que es primordial que la nueva PAC debe mantener los fondos que llegan a los agricultores y ganaderos andaluces, a fin de garantizar la continuidad de un «modelo de éxito» que ha demostrado una capacidad extraordinaria para aprovechar cada euro que llega de Europa, generando riqueza, empleo y medio ambiente.

Pese a tiende la mano al Gobierno para dialogar, ha insistido en que «vamos a seguir peleando por una PAC que responda a las necesidades del campo andaluz y que nos permita afianzar nuestro liderazgo en Europa», ha concluido Crespo, tras mostrarse de nuevo convencida de que el Ministerio, que dirige el exconsejero andaluz Luis Planas, querrá establecer una alianza con Andalucía para mantener el ‘status quo’ en la nueva Política Agraria Común.