Según ha dicho, serán 18 millones de euros para un plan de arranque, con medidas compensatorias por hectárea o ayudas para la replantación de nuevo arbolado.

     En el caso de los efectos del veto ruso, que también tiene impacto en los productores de fruta y hortaliza de Murcia, la ministra ha informado a Garre del estado de las negociaciones, con la ampliación de 30 a 60 millones de euros de las ayudas europeas para la retirada de productos y a la promoción de alimentos.

       También se ha hablado en la reunión de la planificación hidrológica nacional que el Gobierno debe completar y que Garre ha confiado en que sirva para dar una respuesta definitiva al déficit estructural de agua que tiene la cuenca del Segura.

     En concreto, preguntado por el trasvase Tajo-Segura, el presidente de Murcia ha afirmado que el trasvase "es ley y las leyes están para cumplirlas".