Pero las expectativas de que la próxima cosecha sean malas, incluso parecidas a las de 2012, cuando se registró la peor cosecha de las últimas décadas, ha hecho que el mercado se anime especialmente a partir del verano.

      Aún así el número de contratos en lo que va de año, alrededor de 40.000, es bajo, ante lo que hay que tener en cuenta que el MFAO se encuentra inmerso en un proceso de reestructuración para adaptarse a la nueva normativa europea.

     El 2014 ha sido un año anómalo, "muy intenso" y "duro", decía en una entrevista anterior a Efe Manuel León, pero también "esperanzador", porque están a la espera de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) les autorice a funcionar como Sistema Multilateral de Negociación (SMN).E