Dentro del presupuesto agrario, son más notables las subidas en las partidas de desarrollo rural -incluidas las transferencias a las autonomías o la pesca; se mantienen los fondos para seguros y regadíos y cae ligeramente la dotación para medidas agroalimentarias.

     La parte más cuantiosa, la correspondiente a subvenciones agrarias con aportaciones financieras de la Unión Europea (UE), se situará en 5.594,86 millones de euros.

     Para las actuaciones de "desarrollo rural sostenible", el Ministerio dispondrá de créditos por un valor de 2.366,63 millones de euros, lo que incluye las transferencias a las comunidades autónomas y empresas privadas, cofinanciadas también con fondos de la UE (2.309,6 millones).

Un 58% más para desarollo rural sostenible


     En 2014, el apartado de desarrollo rural tuvo una asignación de 1.495 millones de euros; por tanto la subida sería del 58%.
   
      Para prevención de riesgos en las producciones agrarias, incluidos los seguros, el presupuesto sumará 204,43 millones de euros, unos niveles parecidos a los de este año (204,6 millones). En este caso, 199,22 millones de euros irán a parar específicamente al Plan Nacional de Seguros Agrarios.

      En cuanto a la "agroalimentación", el proyecto de presupuestos prevé una partida de 95,3 millones de euros, lo que supone una leve caída (-2,45 %) frente a 2014 (97,7 millones).

      Dentro de este capítulo, 29,4 millones serán para la calidad de las producciones y los mercados; 40,7 millones para sanidad agraria y 25,13 millones para la industria alimentaria.

46,29 millones de euros para regadios, sobre todo para inversiones


    Respecto a los regadíos, el Gobierno prevé un presupuesto de 46,29 millones de euros en 2015, de los que 44,67 millones se dedicarán a inversiones; para estas políticas, Agricultura ha contado con 46,5 millones en 2014.

     No obstante, según los documentos presentados, también colabora en el desarrollo de los regadíos la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, que invertirá 250,53 millones de euros en 2015.

     Los fondos destinados a agricultura, pesca, ganadería y alimentación representan el 2,5% del presupuesto total consolidado del Estado en el proyecto para 2015, según el documento presentado hoy; en 2014 la proporción ha sido del 2,2 %.