Desde enero de 2014 hasta ahora, el precio del maíz ha aumentado un 5,9%; el del trigo blando, un -2,1%; el trigo duro, un 4,56%, y el de la cebada un -2,20%.