El Gobierno da un paso más y el control de las ayudas de la PAC 2021 volverá a venir del cielo, porque se llevarán a cabo controles por monitorización en 16 Comunidades Autónomas (todas salvo Canarias, aunque no en todas las provincias de cada CCAA. De hecho, solo en 8 de ellas se monitorizará toda la superficie mientras que en el resto se utilizará este sistema en zonas geográficas específicas, para regímenes de ayuda concretos, según ha informado el Fondo Español de Garantía Agraria (Fega).

En cuanto a los regímenes de ayuda sometidos a estos controles por monitorización de la PAC 2021 (que se puden ver en este enlace), al igual que en la campaña 2020, en las zonas monitorizadas se controlarán todos los esquemas de ayudas del Primer Pilar y un número importante de medidas de ayudas relacionadas con superficies del II Pilar en el ámbito del Sistema Integrado de Gestión y Control.

Este sistema se implantará en todo el territorio nacional en 2022 y será el principal método de control, sustituyendo a los controles clásicos sobre el terreno y a los controles por teledetección, que se aplicarán por última vez en el presente año 2021.

En este sentido, el Fega ha recordado que los controles por monitorización son un procedimiento de observación periódica y sistemática de la tierra, basado fundamentalmente en la utilización de las imágenes de los satélites Sentinel del Programa Copernicus. Su objetivo es la verificación periódica y continua de la compatibilidad entre la actividad agraria declarada por el agricultor y la que se observa a través de las imágenes.

La utilización de estos controles en sustitución de los controles sobre el terreno actuales (tanto clásicos como por teledetección) permite pasar de comprobaciones puntuales, realizadas de forma manual y basadas en el muestreo del 5% de los beneficiarios, a la realización de controles automatizados continuos al 100%
de los mismos.

Si a través de este sistema de controles por monitorización de la PAC 2021 se detectan discrepancias entre los datos que arroja y lo declarado en las solicitudes de ayudas de los beneficiarios, se pedirá a estos que aporten información adicional o bien que modifiquen su solicitud única. El FEGA recuerda que esas modificaciones pueden realizarse, sin penalización, hasta el 31 de agosto.

Apunta, por último, que con el fin de facilitar la interacción entre agricultores y administración, se han desarrollado Apps para dispositivos móviles que permitirán a los agricultores comunicarse de forma directa con la Administración, para obtener los resultados de los controles y facilitar el aporte de evidencias adicionales en caso de discrepancia.