EFE.- Ambas organizaciones afirmaron en una rueda de prensa que actualmente hay alrededor de 1.400 conflictos agrarios vigentes en el país centroamericano y que dicha problemática afecta a 1,7 millones de guatemaltecos.

La CONGOOP y la CCDA demandaron así el «cese de la venta y concesión de capital transnacional y oligárquico de las regiones más productivas» del país, además de «detener la persecución, represión y encarcelamiento contra los dirigentes comunitarios y campesinos que luchan por el acceso a la tierra».

El número de conflictos reconocidos por el Estado pasó de 972 a 1403 en los últimos nueve años, precisó la misma fuente.

Las entidades solicitaron también el cumplimiento del Artículo 40 de la Constitución de Guatemala, que señala cómo «en casos concretos» la «propiedad privada podrá ser expropiada por razones de utilidad colectiva, beneficio social o interés público» debidamente comprobadas.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el 92 % de los pequeños productores del país trabajan en el 22 % del suelo guatemalteco, mientras el 2 % de los grandes productores ocupan el 57 % de la superficie.

La CONGOOP, fundada en 1992, es una organización no lucrativa cuyo objetivo es contribuir a la consolidación del sector y del movimiento social que busca la promoción del desarrollo equitativo y sostenible.