Los alimentos de Madrid tendrán sello propio para sus productos de calidad a final de año

0
31

     Con esta idea, la Comunidad de Madrid sigue la tendencia desarrollada por otras regiones españolas con marcas como Galicia Calidade; Tierra de Sabor, en Castilla y León; Reybo Gourmet, en Navarra; Andalucía Calidad Certificada o Alimentos del Paraíso Natural, en Asturias. Para la marca se ha ideado un logotipo que facilitará la identificación de los productos madrileños por parte de los consumidores de forma "fácil y precisa".

300 empresas iniciarán esta nueva andadura de apostar por la calidad


     Consiste en una M inserta en un enrejado tipo mosaico que recupera el viejo proyecto de señalización de las calles de Madrid ideado por el rey Carlos III, considerado el "mejor alcalde" de la capital.

     "Pretende fundir en una imagen muy gráfica que represente a Madrid, la Ilustración, la investigación la tradición y el arte, maridándolos con la calidad de los productos agroalimentarios de la región", ha explicado el Gobierno regional.

     Un total de 300 empresas incorporarán la marca de garantía ‘M Producto Certificado’ a 1.500 productos en la primera fase de implantación de este sello en el mercado, que comenzará a finales de año.

     Para el Gobierno regional, esta iniciativa será muy positiva para los productores madrileños, al suponer "una gran contribución al desarrollo socioeconómico sostenible y al asentamiento de población en el medio rural".

Podrán acogerse desde las D.O. hasta productos tradicionales de la Comunidad


     Entre los productos madrileños hay cinco figuras de calidad diferenciada: los vinos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, la carne de la Sierra de Guadarrama, el anís de Chinchón, las aceitunas de Campo Real y el aceite virgen extra de Madrid.

     El sello de productos de Madrid recogerá igualmente otros productos autóctonos como los de la huerta de Villa del Prado, la fresa y los espárragos de Aranjuez, los melones de Villaconejos, la miel de la Sierra, los ajos de Chinchón y los judiones de la Sierra Norte.

     La marca cuenta con un Reglamento de uso que determina los requisitos que deben cumplir las empresas autorizadas a usarlo, así como los productos concretos a los que se conceda dicha autorización.

     Entre otros asuntos, deberán disponer de un pliego de condiciones para concretar la forma de producción, elaboración y transformación de los productos, e implantar un procedimiento de autocontrol interno.

Controles externos para garantizar que cumples los requisitos


      Además, deberán someterse por un lado a un control externo realizado por una entidad independiente de control autorizada u organismo equivalente (como comités, consejos reguladores y organismos independientes de control acreditados) y, por otro lado, al control del titular de la marca, que comprobará que se cumplen los requisitos exigidos para el uso de la misma.

     En la actualidad, en la Comunidad de Madrid hay más de 1.365 industrias alimentarias que dan empleo a 17.423 trabajadores y suponen el 0,82 % del PIB de la región, según datos del Ejecutivo madrileño.

     Las ventas de productos agroalimentarios madrileños, que engloban sectores como el cárnico, el lácteo o el hortícola, alcanzaron en 2012 los 3.788 millones de euros, un 4,1% del total nacional.