EFE.- Este tipo de muestreos, financiados con cargo a este organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), se realizan una vez al año, normalmente en época de estiaje, en los 24 puntos de la red, según informa la CHE en una nota de prensa.

Con esta licitación, anunciada hoy en el BOE, se pretende desarrollar las labores de apoyo al personal de la Confederación en la toma de muestras de sedimentos fluviales y en la captura de peces mediante pesca eléctrica.

Tras el análisis de estas muestras en el Laboratorio de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Área de Calidad del organismo elaborará el informe anual de la Red de Control de Sustancias Peligrosas que diagnostica el estado químico de las masas de agua superficiales de la Cuenca.

Con esto, se verifica además el grado de cumplimiento de la Directiva Marco del Agua, que obliga a los Estados Miembros a establecer estaciones de vigilancia para el control de la contaminación causada por sustancias peligrosas aguas abajo de los puntos de emisión.